$show=home


$show=home

14 AÑOS · 40.000 LECTORES DEL BOLETÍN.

"La revista #1 para la actualización ministerial del siervo de Dios"

$show=home

 CONTENIDOS DE ACTUALIZACIÓN MINISTERIAL PARA MAESTROS, OBREROS Y LÍDERES CRISTIANOS:

Escuela Dominical • Jóvenes & Adolescentes • Grupos Pequeños • Matrimonio & Romance • Consejería • Familia & Educación • Administración & Finanzas

Desarrollo Personal | Desarrollo Pastoral | Desarrollo Eclesial

$type=slider$show=home$count=20$rm=0$cate=0$mt=1$au=0$cm=0$d=0$sn=0

$show=home

"Muchas gracias y realmente desde hace varios años vengo utilizando artículos de su revista y han sido de gran bendición para mi vida y mi iglesia. Que Dios les siga usando" 

- Pastor Carlos Benavides 

$show=home

"BENDICIONES!!! Quiero resaltar el trabajo que ustedes han venido realizando a través de esta revista, han sido una bendición para mi vida, el ministerio y la congregación que pastoreo." 

- Pastor Jose Eduardo Sanchez. 

$show=home

"Gracias por estos insumos espiritules. Sin duda se trata de una gran contribución a la formación teológica de la iglesia evangélica de América Latina. Bendiciones!" 

- Daniel Johnson Benoit. 

$show=home


La muerte de Jesucristo y la crucifixión (ver infografías)

muerte de jesucristo

La cruz representa la muerte de Jesucristo y es el símbolo religioso más extendido en el mundo y el más emblemático del cristianismo. Ella representa muchas cosas para nosotros al recordarnos el hecho más trascendente de la historia: el sacrificio voluntario de Jesucristo, el Hijo de Dios, para salvar a la humanidad.

Pero, ¿cuánto de su significado comprendemos realmente? ¿Y cuáles son las implicancias prácticas de la cruz para nuestra vida diaria? En este artículo queremos entender “la muerte de Jesús en la cruz” y “la crucifixión de Jesús”:
  • Quién es Jesús,
  • Cómo era Jesús realmente,
  • Cómo murió Jesús, la crucifixión de Jesús,
  • Causas de la muerte de Jesús,
  • Por qué murió Jesús en la cruz,
  • Qué pasó después de la muerte de Jesús,
y sobre todo que...
  • Jesús es vida, y
  • La cruz no es el fin, sino el comienzo de la vida eterna.

La muerte de Jesucristo y crucifixión en la historia

Antes de considerar el significado religioso de la cruz para nosotros hoy, haremos bien en mirar algo del trasfondo histórico en que ella surgió y se desarrolló. Para comenzar, debemos señalar que lo que hoy es un símbolo de salvación para nosotros, antiguamente fue un símbolo de tortura y muerte. Antes y después de Cristo, millones de hombres y mujeres, delincuentes o no, murieron de este modo.

Al parecer, este método de ejecución se originó en Asiria, donde fue utilizada sistemáticamente por los persas durante el siglo VI a. C. Más tarde, Alejandro Magno copió este sistema y lo introdujo en los países del este del Mediterráneo en el siglo IV a. C., siendo los fenicios, o quizás los cartagineses, quienes probablemente lo introdujeron en Roma en el siglo III a. C.

La crucifixión romana

Había muchas formas de crucifixión. Las cruces podían tener forma de “X”, de “Y”, o de “T”. Los romanos normalmente empleaban esta última. La forma actual de la cruz se debió a que los romanos decidieron luego poner sobre la cabeza de los ejecutados un letrero explicando las causas de su condena:

"Y él, cargando su cruz, salió al lugar llamado de la Calavera, y en hebreo, Gólgota;  y allí le crucificaron, y con él a otros dos, uno a cada lado, y Jesús en medio. Escribió también Pilato un título, que puso sobre la cruz, el cual decía: JESÚS NAZARENO, REY DE LOS JUDÍOS. Y muchos de los judíos leyeron este título; porque el lugar donde Jesús fue crucificado estaba cerca de la ciudad, y el título estaba escrito en hebreo, en griego y en latín. Dijeron a Pilato los principales sacerdotes de los judíos: No escribas: Rey de los judíos; sino, que él dijo: Soy Rey de los judíos. Respondió Pilato: Lo que he escrito, he escrito." - Juan 19.17–22. RVR1960.

La vergonzosa muerte de jesucristo

La pena de la crucifixión estaba reservada para los reos más despreciables, y era considerada la forma más humillante de morir. De hecho, la ley de Dios declaraba esta forma de morir como una muerte maldita (Dt 21.22– 23; cf. Ga 3.13). Clavado en un poste, semidesnudo, con un cartel sátiro sobre la cabeza y expuesto a la intemperie hasta que el hambre, la sed, las heridas o la asfixia acababan con la vida del reo. Los más fuertes duraban agonizando en la cruz hasta una semana. Además, tanto las vestimentas como las pertenencias del crucificado podían ser reclamadas por el centurión y los soldados encargados de la ejecución (cf. Jn 19.23–24).

Debido a su carácter cruel y humillante, esta forma de castigo estaba prohibida para los ciudadanos romanos condenados a muerte. Se prefería que estos murieran a espada antes que por la muerte lenta, dolorosa y vergonzosa de la cruz, donde no sólo la muerte tardaba en llegar sino que el reo se convertía en espectáculo público y objeto de burla. Esta forma de tortura y ejecución fue practicada por los romanos hasta el año 337 d. C., cuando fue prohibida en todo el imperio. Esto, después de que el cristianismo fuese legalizado por el emperador Constantino.

Cómo murió Jesús

Científicos médicos e historiadores hoy día analizan los datos proveídos por la Biblia y los datos de las fuentes externas de la Biblia y concluyen que Cristo sufrió con la crucifixión una de las muertas mas duras y dolorosas jamás imaginadas por el hombre.

  • Antes de la crucifixión Jesús ya empezaba a sufrir porque sabía lo que le esperaba: La noche antes de la ejecución sobre el Monte de los Olivos, Jesús no tan solo no durmió en toda la noche, sino que parece haber estado sudando abundantemente. Tan grande era el sufrimiento que había pequeños vasos sanguíneos que se rompían en sus glándulas sudoríferas y emitían gotas rojas tan grandes que caían al suelo (Lucas 22:44). Este síntoma de intenso sufrimiento se llama hematohidrosis.
  • Este documental "Las 18 horas finales de Jesús" presenta los hechos médicos, forenses e históricos sobre la Crucifixión de Jesucristo y captura cada detalle de las últimas horas antes de que Jesús muriera en la cruz. Cuatro famosos expertos mundiales exploran varios aspectos de la crucifixión de Jesús:




muerte en la cruz

Jesús crucificado

La extraordinaria historia del sacrificio de Jesús demuestra cómo la gracia de Dios es capaz de redimir aun lo peor de la humanidad. Es asombroso pensar que algo que era símbolo de una completa desdicha, ruina, desprecio y derrota, llegó a ser símbolo de amor, fe y esperanza para el mundo. En este sentido, ¡incluso la horrible cruz fue “redimida” por la gracia de Dios! En la carta del apóstol Pablo a los Colosenses podemos apreciar tres beneficios que fluyen de la cruz de Cristo, en términos extraordinarios:

1. Reconciliación: 

Mediante el sacrificio de Cristo, fue la intención de Dios “por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz” (Col 1.20 RV60).

2. Libertad: 

Cristo nos ha hecho libres de la culpa “anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz” (Col 2.14 RV60).

3. Victoria: 

También nos ha dado la victoria sobre los poderes del mal cuando, “despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz” (Col 2.15 RV60).

Nadie jamás hubiera imaginado que una imagen tan horrenda como la cruz llegaría a significar cosas tan maravillosas. Eso es lo que sucede cuando lo peor de nosotros es alcanzado por lo mejor de Dios: ¡Su gracia!

3 frases de amor

Hasta la muerte en la cruz Jesús obedece al Padre para lograr mediante su muerte la salvación de la humanidad. Y este amor Jesús lo demuestra con 3 frases que expresa allí mismo en horas de su muerte. Y estas frases de amor están dirigidas al Padre, hacia sus prójimos en la cruz y hacia su familia.

Estas 3 frases de amor nos enseñan como se expresa el amor verdadero. No son versos de amor, ni frases muy bonitas, ni frases expresadas como en los poemas de amor, sino allí en la cruz la vida de Jesús es la expresión del verdadero amor.

Y el verdadero amor en la vida diaria se traduce en...
  • PERDÓN: "Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes." Lucas 23:24
  • ESPERANZA: "Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso." Lucas 23:43.
  • CUIDADO MUTUO: "Cuando vio Jesús a su madre, y al discípulo a quien él amaba, que estaba presente, dijo a su madre: Mujer, he ahí tu hijo. Después dijo al discípulo: He ahí tu madre. Y desde aquella hora el discípulo la recibió en su casa." Juan 19:26-26.

muerte de jesucristo

Lo que la cruz nos enseña

La cruz nos enseña muchas lecciones que tienen su efecto práctico en la vida cristiana. Mencionaremos tres que son fundamentales:

1. La cruz nos humilla ante el amor de Dios. 

“A la verdad, como éramos incapaces de salvarnos, en el tiempo señalado Cristo murió por los malvados. Difícilmente habrá quien muera por un justo, aunque tal vez haya quien se atreva a morir por una persona buena. Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros” (Ro 5.6–8).

La cruz nos enseña primeramente cuán profunda es nuestra culpa y perdición delante de Dios. Al estar ante la cruz nos damos cuenta de que no podemos hacer absolutamente nada por nosotros mismos, que no tenemos nada que ofrecer. Dependemos completamente de un Sustituto que sea capaz. ¡Somos tan pecadores que se requiere que el santo Hijo de Dios muera una muerte espantosa en nuestro lugar para salvarnos! Sobre el fondo oscuro de nuestra condición es que el amor de Dios ha venido a brillar en la cruz de Cristo.

2. La cruz nos desafía a pagar un precio por seguir a Cristo. 

“El que quiere a su padre o a su madre más que a mí no es digno de mí; el que quiere a su hijo o a su hija más que a mí no es digno de mí; y el que no toma su cruz y me sigue no es digno de mí” (Mt 10.37–38).

“He sido crucificado con Cristo, y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí. Lo que ahora vivo en el cuerpo, lo vivo por la fe en el Hijo de Dios, quien me amó y dio su vida por mí” (Ga 2.20).

Por otro lado, el llamado de Jesús a seguirle es, como vemos, radical. Convertirse en un discípulo suyo requiere de una autonegación completa en esta vida y una disposición a la ruina y al martirio, si fuera necesario. Son cosas que haremos sólo si valoramos a Jesús lo suficiente, si verdaderamente creemos que vale la pena, porque Él lo merece.

3. La cruz nos motiva a servir a la iglesia de Cristo. 

“Ahora me alegro en medio de mis sufrimientos por ustedes, y voy completando en mí mismo lo que falta de las aflicciones de Cristo, en favor de su cuerpo, que es la iglesia. De esta llegué a ser servidor según el plan que Dios me encomendó para ustedes: el dar cumplimiento a la palabra de Dios” (Col 1.24–25).

La pasión de Cristo

Por la "pasión de Cristo" generalmente entendemos los días de la Semana Santa y los acontecimiento que llevan a la cruz. Pero la pasión de Cristo es mucho más. Se inicia mucho antes de los días de la muerte de Jesús y va mas allá de la cruz.

El padecimiento de Cristo por su iglesia en la cruz (Ef 5.25–27) debe motivarnos también al servicio abnegado a nuestros hermanos en la fe. El precio que nuestro Señor pagó por ella fue tan alto que no podemos considerar como demasiado ningún esfuerzo y sacrificio que debamos realizar para el servicio y edificación de la iglesia, la amada esposa de nuestro Salvador.

¡Vale la pena luchar por ella!

La Fuente y muerte de jesucristo
ACCCEDE a esta EDICIÓN de ABRIL 2017

La cruz y el discipulado 

Como vimos, la imagen de la cruz ocupó un lugar prominente en las demandas de Jesús para el discipulado, como leemos: “Dirigiéndose a todos, declaró: —Si alguien quiere ser mi discípulo, que se niegue a sí mismo, lleve su cruz cada día y me siga” (Lc 9.23).

Para los contemporáneos de Jesús, estas palabras no tenían las connotaciones espiritualistas que han llegado a tener para nosotros a través de la historia de la iglesia. Para ellos, sólo podían significar una cosa: hacerse discípulo de Jesús implica estar dispuesto a perderlo todo en esta vida, incluso la vida misma de la peor manera. ¿Quién quiere eso?

Por supuesto, Él no estaba diciendo que seguirle llevaría a uno necesariamente a la ruina material o al martirio, pero estaba señalando, inequívocamente, que seguirle requiere estar dispuestos a sufrir tales padecimientos. En una palabra, el llamado de Jesús a seguirle es un llamado radical a abandonar nuestros propios intereses, sueños y seguridad en este mundo para poner en primer lugar los propósitos y voluntad de nuestro Señor. Son palabras que no dejan ningún espacio para el cristianismo superficial.

Este aspecto del llamado del evangelio se ha visto amenazado de muchas maneras a lo largo de la historia, y hoy no es la excepción. Es vital que la iglesia en su predicación y testimonio al mundo mantenga las demandas del discipulado tal como el Señor las estableció, sin diluir ni disimular su mensaje. Caer en tal peligro nos lleva inevitablemente a ofrecer al mundo lo que Dietrich Bonhoeffer llamó una “gracia barata”.

Lee las experiencias de más de 20 lectores

¿Sólo para el comienzo? 

No comprender adecuadamente el lugar que ocupa la cruz en el discipulado, es decir, el seguimiento de Jesús en la vida, ha llevado a algunos a reducir la importancia de la cruz al restringirla al comienzo de la vida cristiana. Su razonamiento es: “Si ya somos cristianos, si ya hemos creído el evangelio, si ya hemos recibido la salvación que Él compró para nosotros con su preciosa sangre, ¿por qué seguir enfocándonos en la cruz? ¿No es tiempo de prestar atención a asuntos más ‘maduros’ para crecer en la fe”.

Pues, no. En los términos de nuestro Salvador, la cruz no es sólo el comienzo del camino, ¡es el camino entero! Como el autor David Prior señaló una vez, “nunca avanzamos a partir de la cruz, sino solamente hacia una comprensión más profunda de la cruz”. Es un error pensar que comenzamos la vida cristiana al pie de la cruz pero que luego la dejamos atrás para avanzar. El Espíritu Santo nunca nos lleva “En los términos de nuestro Salvador, la cruz no es sólo el comienzo del camino, ¡es el camino entero!” más allá de la cruz, sino más bien a profundizar cada vez más en ella.

Para el apóstol Pablo, la cruz representaba toda su fe, todo su mensaje, toda su vida. En él encontramos un ejemplo de cómo vivir una vida “cruz-céntrica”. Él definía su evangelio como “la palabra de la cruz” (1 Co 1.18 RV60), y consideraba la cruz de Cristo como el motivo de todo su orgullo: “En cuanto a mí, jamás se me ocurra jactarme de otra cosa sino de la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por quien el mundo ha sido crucificado para mí, y yo para el mundo” (Ga 6.14).

No hay otro camino a la auténtica madurez cristiana sino a través de una dedicación intencional a crecer en la comprensión de la cruz y sus implicancias para nuestra vida diaria. En palabras del recordado John Stott,
“la cruz es el fuego ardiente donde la llama de nuestro amor es encendida, pero debemos permanecer lo suficientemente cerca como para que sus chispas caigan sobre nosotros”.

Fuentes consultadas: 

1. Bonhoeffer, D. (2014) El precio de la gracia (6ta. ed.). Salamanca, España: Sígueme. 
2. MacArthur, J. (2011) Difícil de creer. Nashville, TN, EUA: Grupo Nelson. 
3. Mahaney, C. J. (2007) Vivamos centrados en la cruz. Miami, FL, EUA: Unilit. 
4. Jiménez, H. “La historia del rito de la crucifixión”. En línea: http://bit.ly/RH-cruz 
5. Olivares, R. “Historia de la cruz”. En línea: http://bit.ly/N-cruz

COMENTARIOS

BLOGGER: 21
  1. gracias por compartir la revista es muy interesante de edifcacion e inspiracion.

    ResponderEliminar
  2. Cristo murió por quebranto espiritual ocasionado por el pecado y por por quebranto físico ocasionado por los clavos. Tenia 33 años de edad, fortaleza de un atleta, pero murió mucho antes que los dos ladrones crucificados junto a El. El dolor de la separación eterna de su Padre, quebranto su alma. A Jesucristo no le quitaron la vida. El la entrego por amor hacia el ser humano. JorgeRtalbot.net

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente! Bienaventurados los que no tienen que leer o ver lo horrible de la cruz para creer que tan grande fué el sacrificio de nuestro Señor Jesucristo. Tan grande fué su amor por nosotros, que eligió asumir y ser "nuestros pecados" y sufrir el abandono del Padre Celestial, para que nosotros nunca tengamos que pagar por ellos, y nunca estar separados de Él. Tendremos vida eterna en el futuro con Él, y tenemos vida abundante en este mundo por su gracia y misericordia. Aleluya! ;o)

      Eliminar
  3. Bendiciones, un tema que debería ser viral y llevarlo hasta los confines. Dios bendiga su ministerio.

    ResponderEliminar
  4. Muy buen articulo, gracias por compartir y dedicar el tiempo para enriquecer el Reino de los Cielos en la Tierra entregando contenido de alta calidad para los diferentes ministerios.

    ResponderEliminar
  5. Imágenes muy católicas, pero buen artículo de todas maneras. Bendiciones

    ResponderEliminar
  6. Excelente artículo! Buen enfoque, abarcador, didáctico, inspirador, edifica el espíritu. Nos vuelve al fundamento de nuestra fe, fundamento sobre el que se sostiene y sustenta nuestra vida. Gracias!!

    ResponderEliminar
  7. Muy buena información en un momento apropiado, cómo es la llamada semana santa.da cierva claridad a muchos aspectos como lo es la muerte y la crucifixión de Cristo.
    Sus artículos son muy interesantes.
    Con respecto al sacrificio de Cristo fue será el acto más inmemorable para la historia humana, porqué fue allí donde el diablo y la muerte quedaron derrotado; cumpliendose así el plan maravilloso del eterno Dios

    ResponderEliminar
  8. pregunta: quien hizo la redencion el objeto (la cruz) o el sujeto( Cristo) o sea a quien se debe rendir adoracion a Cristo o a la Cruz? es obvio que Cristo .La ideologia catolica nos dice lo contrario asi es que que tiene de cristianismo la iglesia catolica
    La historia de la crrucificion pues todos tenemos una idea no estuvimos alli pero si nos heredo un evangelio unico que nos sirve para educarnos y saber como alcanzar la salvacion y mira como vivimos con tantas religiones fantasmas vanas e imaginarias que piensan que ya no existen los apostoles que error tan grande han caido estas denominaciones que lo unico que hacen es lucrar con la fe de la gente asies que Galatas 1:8 nos dice claramente la respuesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los apóstoles eran católicos, Jesucristo era católico (fue su fundador ��) y si sabes algo de la Biblia es porque lo transmitieron desde siglos los católicos.
      Un poco de agradecimiento no vendría mal.

      Eliminar
    2. La creatura racional, levantando la vista hacia Dios, a quien la razón y la revelación muestran ser infinitamente perfecto, no puede, en derecho y justicia mantener una actitud de indiferencia. Es esa perfección, que es infinita en si misma y la fuente y satisfacción de todo el bien que poseemos o que poseeremos, la que debemos adorar reconociendo su inmensidad y sometiéndonos a su supremacía.Esta adoración requerida por Dios, y dada exclusivamente a El como Dios, es designada por los griegos como latreia (latinizada, latria), siendo la palabra Adoración la mejor traducción que nuestra lengua permite.La palabra adoración es genérica. Deriva del latín ad-orare, cuyo primer sentido es elevar una súplica. Después significa tener veneración por alguien, y de aquí, adorar. Ahora bien, como sucede con toda cosa genérica, requiere la especificación. Cuando la veneración se dirige a Aquel que tiene la excelencia absoluta, es decir, a Dios esta adoración se llama adoración de latría.No damos a la cruz (objeto de madera) el culto de latría en cuanto objeto de madera sino en cuanto representa a Cristo y en cuanto estuvo en contacto con su cuerpo y con su sangre, es decir, en razón de Cristo. Esto quiere decir que la adoración de latría va dirigida a Cristo y no a un pedazo de madera. Nunca decimos lo contrario. Cfr. S. TOMÁS DE AQUINO, Suma Teológica, III Parte, cuestión 25, artículo 4.

      Eliminar
    3. Nada de lo que dices es cierto. El catolicismo como tal apereció hacia el siglo 3 después de Cristo cuando Constantino declaro la fe cristiana como religión oficial del imperio romano, un gran error, ya que la fe en Cristo viene de gracia de Dios y no de la determinación humana.
      Es Cristo la roca sobre la que está fundada Su iglesia (y no Pedro) Pedeo mismi menciona en su carta (1 Pedro 2:6) que Cristo es la piedra que desecharon los edificadores y HA VENIDO A SER CABEZA DEL ÁNGULO.
      Ésta declaración de Pedro echa por tierra la doctrina romana de él es la cabeza de la iglesia.
      El Espiritu Santo siempre prepara a sus eoegidos para dar empuje al evangelio, así que si hay alguien a quién agradecerle que el evangelio siguió y sigue en auge es al Espiritu Santo de Dios y no a la iglesia católica.

      Eliminar
    4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  9. Buen artículo. Solo me surge una pregunta: si Cristo no hubiera muerto en la cruz cual seria nuestra suerte? Y si El tenía que morir en la Cruz a causa de nuestros pecados deberíamos entonces estar agradecidos con aquel que lo entrego, con aquellos que lo juzgaron . con aquel que lo sentenció a muerte y con aquellos que lo torturaron hasta matarlo colgándolo en un madero?pues de lo contrario eso nunca hubiera pasado y no tendríamos salvación? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mat_18:7 ¡Ay del mundo por los tropiezos! Es necesario que vengan tropiezos, pero ¡ay de aquel hombre por quien viene el tropiezo!
      Mat_26:24 A la verdad el Hijo del hombre va, tal como está escrito de él, pero ¡ay de aquel hombre por quien el Hijo del hombre es entregado! Bueno le fuera a ese hombre no haber nacido.

      Eliminar
    2. Estimado: La culpa del asesinato de Jesucristo sigue recayendo sobre los que dolosamente contribuyeron con mentiras a su ejecución. Ahora bien, fue una estrategia de Dios el utilizar esas circustancias (de innegable responsabilidad humana) y llevar a cabo la redención del hombre. Lo mismo se podría decir lo mismo que dijo José "el soñador": Vosotros pensasteis mal contra mí, mas Dios lo encaminó a bien, para hacer lo que vemos hoy, para mantener en vida a mucho pueblo.
      Génesis 50:20. Nunca deberíamos pensar que el hecho de perdonar a nustros enemigos los exonera de su responsabilidad ante Dios, cuando perdonamos somos nosotros los que guardamos nuestro corazón del veneno del rencor, el cual ensucia el alma y ello impide que escuchemos la voz del Espíritu de Dios. El perdón de Dios es dado a los que se arrepienten y si los fariseos y hermanos de José jamás se arrepintieron entonces todos ellos tienen una cuenta pendiente con Dios, independientemente de que Jesús le regora excusándolos de que "no sabían lo que hacían". Saludos.

      Eliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. CUANTO PODEMOS NOSOTROS, SACRIFICARNOS POR SU OBRA AUNQUE HAGAMOS MUCHO TODAVIA SOMOMOS SIERVOS INUTILES.

    ResponderEliminar
  12. Gracias por esta bellisima reflecion pero a label trusts pero muy reelevante, LO que Cristo hizo en la Cruz por toda la humanidad; Dios Les bendiga muchisimo a todo Los que conformant el ministerio sigan adelante suenos bendicion..grasias bendiciones.

    ResponderEliminar
  13. Gracias por esta bellisima reflecion pero a label trusts pero muy reelevante, LO que Cristo hizo en la Cruz por toda la humanidad; Dios Les bendiga muchisimo a todo Los que conformant el ministerio sigan adelante suenos bendicion..grasias bendiciones.

    ResponderEliminar
  14. Muy buen aporte,
    Muy buen artículo.
    Muy completo la verdad.
    Gracias!!!
    Mas temas sobre estos.
    Mas artículos sobre la
    Cruz de Cristo.

    ResponderEliminar

$show=post

Nombre

A-DESTAQUE,2,A-DESTAQUE-COLUMNA,24,A-PORTAL-SUBS,6,Actualidad,160,Administración y Finanzas,36,Agenda Evangelica,5,ALTO-TRAFICO,2,Aplicación móvil,1,Archivo,1,Biblia,11,BIBLIOTECA DE DESCARGAS,20,Blog,199,Bosquejos,49,Colecciones,2,Consejeria,27,Consejería Cristiana,25,Creatividad en la Iglesia,10,Crecimiento de Iglesia,44,Cuidado Pastoral,85,Desarrollo Personal,41,Destaque,1,Dialogo,23,Ediciones 2015,11,Ediciones 2016,11,Ediciones 2017,12,Ediciones 2018,12,Ediciones 2019,7,Ediciones anteriores,54,Editorial,1,Enseñanza,54,Entrevistas audio,3,Escuela Dominical,39,Evangelismo,18,Experiencias,7,Experiencias-de-Lectores,4,falta-arreglar,1,Familia y Educacion,34,Formularios,6,Grupos Pequeños,33,Herramientas,1,Historia Cristiana,31,Inspiracion,35,Jovenes y Adolescentes,40,Lecciones,5,Lectores,3,lectores comentan,3,Liderazgo,55,Literatura,22,Mentoreo,9,Misiones,23,Música,1,Navidad,5,nosotros,7,Organismos Evangélicos,6,Peliculas,16,Perfil,14,pie de pagina,1,Predicacion,14,Recursos,17,Recursos Pastorales,28,Romance y Matrimonio,28,Temas de Portada,55,Testimonios,8,Video Taller,38,
ltr
item
Revista La Fuente: La muerte de Jesucristo y la crucifixión (ver infografías)
La muerte de Jesucristo y la crucifixión (ver infografías)
https://1.bp.blogspot.com/-HCTqBHXk_bs/WOyLeukIEbI/AAAAAAAAHvo/5OMCSJrvD6g-s98SHM3hxgPbJB2O-P4UACLcB/s640/dzy9.jpg
https://1.bp.blogspot.com/-HCTqBHXk_bs/WOyLeukIEbI/AAAAAAAAHvo/5OMCSJrvD6g-s98SHM3hxgPbJB2O-P4UACLcB/s72-c/dzy9.jpg
Revista La Fuente
http://www.revistalafuente.com/2017/04/muerte-de-jesucristo-y-crucifixion.html
http://www.revistalafuente.com/
http://www.revistalafuente.com/
http://www.revistalafuente.com/2017/04/muerte-de-jesucristo-y-crucifixion.html
true
4363038206331579885
UTF-8
Loaded All Posts Not found any posts Leer mas Responder Cancel reply Delete Por Inicio PAGES POSTS Ver todo También te recomendamos estos artículos: Sección ARCHIVE SEARCH ALL POSTS Not found any post match with your request INICIO Sunday Monday Tuesday Wednesday Thursday Friday Saturday Sun Mon Tue Wed Thu Fri Sat January February March April May June July August September October November December Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec just now hace 1 minuto $$1$$ minutes ago hace 1 hora $$1$$ hours ago Ayer $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago more than 5 weeks ago Seguidores Seguir THIS PREMIUM CONTENT IS LOCKED STEP 1: Share to a social network STEP 2: Click the link on your social network Copy All Code Select All Code All codes were copied to your clipboard Can not copy the codes / texts, please press [CTRL]+[C] (or CMD+C with Mac) to copy