Las sectas y el creyente: Peligros y Desafíos

“Una “secta cristiana” es cualquier movimiento religioso que afirme el respaldo a Cristo o a la B...

“Una “secta cristiana” es cualquier movimiento religioso que afirme el respaldo a Cristo o a la Biblia pero distorsione el mensaje central del cristianismo mediante – una revelación adicional, y – desplazando un principio fundamental de la fe con un asunto secundario” -- Gordon Lewis. 

 1. El creyente debe tener el interés y la convicción que los involucrados en una secta necesitan ser liberados de su yugo de esclavitud. (1ª Corintios 7.23)
2. Es necesario orar personalmente y en grupos, regularmente por aquellos que están atrapados en una secta.
3. Los pastores y líderes deben animar a los miembros a conocer la Biblia, a vivir y experimentar el evangelio de la Gracia, experimentando un compañerismo íntimo con el Señor Jesús.
4. La mejor manera de prevenir a los miembros de iglesia contra el mensaje de las sectas es predicar de la verdadera libertad que se encuentra únicamente en Cristo Jesús (Lucas 4.18,19).


¿Qué es una secta? 
 “Una secta también podría definirse como un grupo de personas que se reúnen alrededor de la interpretación errónea de la Biblia que hacen una persona o personas concretas” Walter Martin
Una secta es una estructura diseñada para encerrar y encadenar a una persona en una caja religiosa o psicológica. Se erigen muros completamente alrededor de uno, que supuestamente protegen a la persona “del peligro”. Una vez dentro de esos muros, la persona se ve a sí misma como "uno de los de adentro". Y se refiere a los demás como "los que están afuera". Uno se encuentra en un mundo de "nosotros" y "ellos". ¿Resultado? Aislamiento y un falso sentido de seguridad sumergido en un sentido de justicia propia, que se expresa sosteniendo "estar en lo correcto" a cualquier precio.

Se puede identificar una secta en base a los siguientes elementos: 
1. Cristo no es el centro de atención, sino enseñanzas características (a veces creencias apocalípticas, poderes especiales, fórmulas secretas, etc.)
2. Tienen la práctica de sacar de contexto textos bíblicos a fin de desarrollar pretextos para sus perversiones teológicas.
3. Tiene otra fuente de autoridad doctrinaria además o por encima de la Biblia.
4. Enfatiza el temor, miedo al castigo divino, y la inseguridad de la salvación.
5. Afirma ser la única poseedora de la Verdad (exclusivistas y separatistas).
6. Hace uso de falsas interpretaciones de los textos bíblicos.
7. Enseñan al ser humano a conseguir su propia salvación (por las obras).
8. Son eminentemente proselitistas.
9. Tienen generalmente líderes muy carismáticos, a veces autoritarios.
10. Tratan de aislar a las personas de otras ideologías (no asistir a “iglesias paganas”, no leer libros de “babilonia”. Tratan de infundir temor a todo lo que viene de “afuera”).
11. Utilizan dinámicas grupales con técnicas coactivas y de manipulación con el fin de aislar a los adeptos y vulnerar sus derechos.
12. Una característica de las sectas es que tratan de alcanzar a personas que están en iglesias evangélicas. Muchos con frecuencia caen buscando algo llamativo o novedoso, o tras una promesa de poder, prosperidad o salvación por obras.

Recuerde esto al evangelizar a una persona involucrada en una secta: 
1. Esas personas necesitan de alguien que los ame. Sobre todo, se debe tratar de estimular su autoestima.
2. Se debe atender a la persona y escucharla. A veces llorará o se enojará. Hay que prestarles atención con sinceridad.
3. En todas las conversaciones se debe presentar a Jesucristo y su amor de una manera práctica y orar permanentemente por esta persona que está pasando una gran crisis espiritual y emocional.
4. No hay que dejarse intimidar por el grupo sectario. Hay que ser precavidos pero decididos
5. Hay que tener paciencia con el adepto. Él es la víctima, ha estado sometido a todo tipo de técnicas de manipulación mental. Sus actitudes y respuestas están programadas, no habla nuestro mismo lenguaje, las mismas palabras tienen otro significado para él.
6. Es importante recopilar la mayor cantidad de información posible sobre el grupo sectario, sus teorías, no para atacarlos sino para saber cómo ayudar a la persona atrapada.
7. Se debe acudir a los expertos en caso de necesidad. Lamentablemente, en muchos países todavía no existen grupos de apoyo en los que podamos encontrar expertos en este tema. Pero siempre habrá personas que podrán guiar en situaciones de crisis.

Consejo para la iglesia: 
La educación preventiva necesita nutrirse de información seria, completa, no manipulada, constatada científicamente y que estimule a la búsqueda y al pensamiento crítico. Es necesario informar a los jóvenes sobre las sectas, explicarles su peligro, sus técnicas.

Adaptado de: 
“Cristianismo en Crisis. Siglo XXI” de Hank Hanegraaff.
“El reino de los Cultos” de Walter Martin.

Related

Enseñanza 7687008438889245239

Publicar un comentario en la entrada Default Comments

emo-but-icon

item