Expande tu liderazgo mediante el mentoreo!

El mentor es un asesor, consejero, guía, maestro y profesor que lleva a otra persona a crecer y ...

El mentor es un asesor, consejero, guía, maestro y profesor que lleva a otra persona a crecer y superarse, mediante reuniones y encuentros formales o informales. Hoy el término Mentor es utilizado para referirse al individuo que tiene la responsabilidad primaria de capacitar. Mentoreado se refiere al que está siendo capacitado por una relación interpersonal. El origen del término Mentor proviene de la mitología griega y es un personaje de la Odisea: Mentor fue el hijo de Álcimo, amigo fiel de Ulises, que quedó encomendado de los intereses del héroe en Ítaca y de la educación de su hijo Telémaco, cuando el héroe partió para la Guerra de Troya.
A partir de esta historia la palabra mentor tiene el significado de que una persona madura y sabia, le lleva a otra persona menos experimentada al crecimiento.

En el mes de noviembre del 2009 conversamos con el Profesor John Hilliard acerca de este tema, luego de dar su módulo “Desarrollo y multiplicación de líderes a través del mentoreo” para el programa de maestría y doctorado del REG y del PCM en Asunción, Paraguay. Iniciamos la entrevista preguntándole por su experiencia con el mentoreo:

Bueno, yo he sido mentor por mucho tiempo. El mentoreo espiritual y bíblico, en una manera más formal, lo he hecho por aproximadamente 5 años. Actualmente hay 10 personas que mentoreo mensualmente. Trato de ayudarles en diferentes áreas de sus vidas, como por ejemplo: reconocer la voluntad de Dios, que clase de ministerio Dios quiere para ellos, y posiblemente también que clase de ocupación y decisiones tomar, también les ayudo en la dirección espiritual, como reconocer que Dios está obrando, qué transformación necesita en su vida, etc. Y trato de ayudarles en esos procesos.

¿Cuál es su definición personal de „mentoreo“?

Para mi el mentoreo significa ayudar a alguien en el proceso de la santificación, de entender quienes son en Dios, y como pueden activamente involucrarse en un camino transformador en Dios. Hay muchos diferentes componentes en el mentoreo: Lo que yo hago más es dirección espiritual ayudándoles a mirar su vida interior y su caminar personal con Dios. También hay una componente de entrenamiento, talvez hay algunas habilidades que ellos no están usando o con las que no se sienten muy confortables o no son muy efectivos, y yo trato de ayudarles con esto. Talvez necesitan ayuda con su vida de oración o su devocional diario haciendo estudios bíblicos o tomar decisiones de liderazgo y cosas así. También hay una componente de „consejeria“. No hago mucha consejería, pero ocasionalmente surge un tema de consejería. Entonces necesito tener una conversación con ellos y trabajar con este tema, por ejemplo si tienen un problema con un compañero, temas interpersonales, con su pareja, los niños o otra cosa, pero no hago mucho de esto. También soy profesor. A veces soy mentor para un grupo mas grande, y enseño sobre mentoreo, ahí también entra la componente de enseñanza. Otro aspecto son las conecciones, donde trato de encontrar a personas que tienen necesidades o están dispuestas a participar en un ministerio, y conectarlas con las personas que pueden ayudarles para que esto funcione.

¿El ser mentor es una palabra que no la encontramos en la Biblia, pero cuáles son ejemplos bíblicos para esta clase de relación?

Sí, es sorprendente, si uno piensa en lo que realmente significa la palabra, encontramos muchos ejemplos para esto. Los mas tempranos serían talvez Moisés y Jetro, donde Moisés trataba de hacer todo solo, liderar la nación de Israel, y Jetro le dijo: Tienes que delegar un poco, quitarte algunas cargas. Después vemos a Moisés con Josué, cuando le entrega el liderazgo sobre la nación de Israel. Había una relación muy específica e intencional entre Moisés y Josué, mientras Josué llegó a ser el líder de Israel. Algo que justo averiguamos hace poco es que la nación de Israel anduvo bien, hasta que todos sus líderes, a los cuales Josué había entrenado, murieron. Así que el trabajo que Moisés hizo con Josué era muy poderoso. Hay muchos otros ejemplos en el Antiguo Testamento, y algunos en el Nuevo Testamento que creo que son relevantes, cómo el de Jesús y sus discípulos. Este es un gran modelo de vida, y todos los evangelios están llenos de ejemplos de como Jesús tocó a los discípulos y caminó junto a ellos. Eran los 12, pero también habían los 3, el circulo pequeño, Pedro, Santiago y Juan. Tenía un rol mas específico y personal con estos tres. Vemos a Bernabé y Pablo, a Pablo y Timoteo. Hay muchos grandes ejemplos de líderes más maduros que han acompañado a los que recién están surgiendo, y les ayudan a ser líderes efectivos.

¿El mentoreo es como una amistad espiritual, o es algo más?

Creo que el mentoreo espiritual es más que una amistad espiritual. Una amistad espiritual podría ser vista como un mentoreo entre iguales, donde están en el mismo nivel con las personas con las que tienes que ver. Estas personas están caminando juntos en este viaje y se ayudan mutuamente. Pero el mentoreo, como lo he mencionado antes, contiene los aspectos de ser un entrenador, maestro, discipulador, director espiritual, etc. El propósito verdadero de este tipo de mentoreo es generalmente, lo que fue la relación entre Pablo y Timoteo. Pablo sería el mentor y Timoteo sería el mentoreado. Hay cosas especificas con las cuales Pablo le quiere ayudar a Timoteo que contiene todos estos aspectos. Así que cuando miramos la amistad espiritual, es más general, donde el grupo emprende junto un viaje, mientras que el mentoreo, más específicamente, es un líder maduro ayudando a un líder más jóven o con menos experiencia.

¿Todos los cristianos pueden ser mentores o es solo algo para lideres?

Yo creo que muchos mas cristianos puedan ser mentores de lo que son ahora, pero debe haber un nivel de madurez y una madurez espiritual para que una persona sea un mentor. Hay mucha gente, como madres y padres, que son mentores, si lo quieren admitir o no, algunos son buenos y algunos son malos, así que creo que en este contexto mucha gente puede ser mentores. Pero para que alguien lleve a otra persona a un nivel de superación excepcional, como Bernabé tomó a Pablo, esto es un caso muy especial y no creo que hay mucha gente que sean mentores tan efectivos o aun tengan la meta de llegar a ser así.

¿Cuáles son los beneficios prácticos para un pastor para usar este método en su iglesia?

Probablemente el mayor beneficio del mentoreo para un pastor es la oportunidad de expandir su equipo de liderazgo. Muchas veces los pastores se encuentran en una posición muy solitaria, sintiendo que tienen que hacer todo ellos mismos, o talvez realmente tienen que hacer todo solos, porque no tienen una estructura de liderazgo que les apoye. Si el pastor tiene la habilidad de retroceder un poco y mirar un poco hacia donde tiene que ir la iglesia y quienes serían líderes calificados en el futuro, podrá dividir y delegar la carga entre estos líderes. Si el pastor puede encontrar algún tiempo de su agenda llena y pasar tiempo con este líder o líderes potenciales, puede multiplicar sus esfuerzos y actualmente ver crecer su ministerio y florecer y no estar tan estresado o no está en peligro de tener un „burnout“ si trata de hacerlo todo solo.

¿Cuales son algunas diferencias entre el discipulado y el mentoreo, para clarificar el concepto?

La mayor cosa que debemos entender es que el mentoreo es una categoría mucho mas grande que el discipulado. Si piensas en el discipulado, en realidad es parte del mentoreo, junto con entrenamiento, dirección espiritual, consejería, enseñanza y las conecciones que necesitas para crecer, etc. Así que cuando la gente habla de discipulado, se refiere al estadio principiante de un cristiano, como orar, que debes ir a la iglesia, que es importante dar el diezmo, varias cosas que Dios nos enseña a seguir. Esto es discipulado y es parte de lo que hacemos en el mentoreo, pero no sustituye al mentoreo. Un líder ya mas maduro no necesita el discipulado, sino necesita todo lo que concierne al mentoreo, que es la dirección espiritual, el entrenamiento práctico, la dirección espiritual y la consejería personal para crecer. Es muy importante que las iglesias tengan discipulado para mucha gente, pero hay menos gente que necesita del mentoreo.

¿Como es el mentoreo en la practica, que haces, cuando mentoreas?

Cuando yo me encuentro con alguien para hacer mentoreo, mayormente la reunión toma una hora, o una hora y media. Mayormente ya hemos tenido algunas conversaciones, talvez ya les di una tarea de la ultima vez que nos encontramos, así que primeramente hablamos de lo que pasó desde la ultima vez que estuvimos juntos. Depende de los temas que el mentoreado quiere tratar. Por ejemplo, tratando de encontrar la voluntad de Dios, talvez un problema interrelacional, buscando consejo para saber lo que Dios quiere de el. Y de ahí dependen las preguntas que voy a hacer. Pero es mas que hacer preguntas, le estoy guiando a la persona en un proceso. No lo puedo enfatizar suficientemente. Tienes que pensar en lo que estas tratando de lograr en la relación de mentoreo y después ayudar al mentoreado a tomar las decisiones correctas para el, y no solo darle respuestas. El mentor no debería dar las respuestas o soluciones al mentoreado, pero hacer las preguntas correctas, para que el pueda pensar en todas las alternativas de lo que Dios le esta tratando de decir y como ellos pueden aplicar esto en sus vidas o ministerio, y sentirse bien con esta decisión, y no que el mentor tome esta decisión por el.

¿Le das tareas al que te busca como mentor?

Si, depende del tema. Muchas veces un pasaje de las escrituras puede ser de mucha ayuda, talvez algo de proverbios. Por ejemplo, si alguien esta sufriendo un „burnout“, trabajando demasiado duro y no teniendo en cuenta sus limitaciones, le doy 1 de Reyes 18, sobre Elia, después de su lucha con los profetas de Baal. Es un gran capitulo para comprender lo que Dios quiere de nosotros en referencia a limites, escapando de la parte estresante de la vida. Entonces les digo que lean este texto, y la próxima vez que vienen hablamos sobre esto. También puede ser que les sugiero un libro para leer, o les digo que escriban un diario sobre una parte de las escrituras que les puede ayudar en su situación especifica.

¿Cuales son algunos errores comunes que se puede hacer en las sesiones de mentoreo?

El mayor problema que la mayoría de los mentores tienen con los que he trabajado, es que ellos quieren dar consejos. Es la manera como siempre lo hemos hecho, y si la gente nos pregunta: ¿Que debo hacer?! Tenemos una respuesta lista para ellos. Es un problema para muchos mentores, de no siempre dar las respuestas o consejos. A veces debemos morder nuestra lengua y tratar de formularlo como una pregunta. No se trata de dar respuestas, sino de generar un proceso y ayudarles a encontrar su camino. El segundo error que solemos hacer es que les ayudamos demasiado temprano, antes de que ellos tuvieron la oportunidad de procesar la información y les robamos la oportunidad de encontrar esta respuesta por si mismos. Otras cosas que pueden pasar es que no establecemos limites. Necesitas encontrar un tiempo para estar solo, no siempre vas a ser el mentor del otro. Puedes confundir tu rol. Este no es un tiempo de hacer discipulado, sino de lograr un proceso mediante preguntas. Otro problema puede ser estandarizar a los mentoreados y pensar que ellos todos son iguales y tener las mismas soluciones para cada uno. Yo veo que nunca son iguales, cada uno es diferente y necesitas encontrar la manera de ayudarlo. Si yo tengo un problema, y el mentoreado menciona una situación similar, puede ser que yo pienso: Bueno, el probablemente tiene el mismo problema que yo y esto seria la solución. Creo que estos son los problemas básicos de los mentores.

¿Si piensas en los pastores de América Latina, como sugieres empezar un ministerio de mentoreo en sus iglesias?

En la cultura latinoamericana las relaciones siempre han sido importantes. Creo que mover a una persona intencionalmente en una dirección especifica para edificarla y ayudarle en un proceso, que rinda cuentas por los resultados y hacer un seguimiento después de las cosas de las que hablaron, serán algunos desafíos para la cultura latina. Lo que yo sugiero es que empiecen con algunas pocas personas que están interesadas y motivadas para esto. No sugiero empezar con un gran programa donde se quiere mentorear a toda la iglesia. Esto no ha dado muy buen resultado en los Estados Unidos. Creo que esto también será un desafío aquí en América Latina. Sobre todo es necesario tener una estrategia muy clara, para saber lo que quieren alcanzar. Creo que así tendrán éxito.

¿Que te ha dado el mentoreo en tu vida, como te ha enriquecido?

Para mi el mentoreo es algo que me da vida, porque realmente cada vez que me encuentro con un nuevo mentoreado, pasa algo nuevo, y nunca antes puedo saber lo que va pasar. Va en una dirección que yo no puedo predecir y yo veo como se enciende una luz en los ojos del mentoreado cuando el entiende algo, cuando Dios le habla, y el esta muy emocionado, hay cambios en su ministerio y mas claridad, y esto es lo mejor que me puede pasar como líder, pensando que puedo estar mentoreando a un Pablo, que puede seguir el ministerio y multiplicarlo.

Related

Temas de Portada 3652883561223684074

Publicar un comentario en la entrada Default Comments

emo-but-icon

item