$show=home


$show=home

14 AÑOS · 42.000 LECTORES DEL BOLETÍN.

"La revista #1 para la actualización ministerial del siervo de Dios"

$show=home

"Muchas gracias y realmente desde hace varios años vengo utilizando artículos de su revista y han sido de gran bendición para mi vida y mi iglesia. Que Dios les siga usando" 

- Pastor Carlos Benavides, Noviembre 2018. 

$show=home

"BENDICIONES!!! Quiero resaltar el trabajo que ustedes han venido realizando a través de esta revista, han sido una bendición para mi vida, el ministerio y la congregación que pastoreo." 

- Pastor Jose Eduardo Sanchez, Diciembre 2018. 

$show=home

"Gracias por estos insumos espiritules. Sin duda se trata de una gran contribución a la formación teológica de la iglesia evangélica de América Latina. Bendiciones!" 

- Daniel Johnson Benoit, Enero 2019. 

$show=home


$show=post


Potenciando los equipos de trabajo dentro de la iglesia

Que un equipo de ministerio sea saludable y productivo no es casual. El líder debe ser intencional y decidido para lograr que sea una maravillosa realidad.

Respecto a los equipos ministeriales Jesús nos dejó un claro ejemplo que todo líder debe replicar. Una vez que el Maestro seleccionó y escogió a los integrantes de su equipo, llevó a cabo dos acciones combinadas magistralmente para desarrollarlos hacia el máximo potencial. Por un lado, Jesús cuidó a su equipo de discípulos. Y por otro lado, él los potenció para que su labor fuera más fructífera y se multiplicara.

Marcos 3.14 afirma que Jesús convocó a los doce «para que estuviesen con él, y para enviarlos a predicar». De esta manera Jesús estaba enfocando las dos dinámicas del liderazgo: las personas, y las tareas. Al estar con él, Jesús cuidaba a sus discípulos. Y luego los potenciaba como equipo para cumplir la misión encomendada.

Un líder sobresaliente es aquel que se distingue por saber tratar correctamente a las personas y conectarse con ellas para cuidarlas y potenciarlas como equipo. Aprendamos de Jesús e imitemos su ejemplo.

¿Cómo cuidó Jesús a Sus discípulos?

Las siguientes son algunas maneras prácticas por medio de las cuales Jesús demostraba el cuidado por sus discípulos.

  • La oración. La sentida oración de Jesús registrada en Juan 17 es un fiel reflejo de cómo velaba y cuidaba de los suyos. Padre, «yo ruego por ellos» (v. 9); «A los que me diste yo los guardé» (v. 12); te pido «que los guardes del mal» (v. 15); «La gloria que me diste les he dado» (v. 22). Los líderes debemos orar constantemente por las personas de nuestro equipo, rogando que Dios los ministre y bendiga en plenitud. La oración intercesora potencia a las personas y al trabajo en equipo por el obrar poderoso del Espíritu Santo.
  • El compañerismo. Establecieron una sólida comunión y compartían todas las cosas. Este compañerismo incluía interés mutuo, confianza, comunicación, compasión, vulnerabilidad, aprecio, afirmación, valorización, etc. En algunos casos, Jesús compartía con todo el grupo y en otros casos con algunos de ellos. Pero para él, el encuentro y la relación personal fueron prioritarios. Experimentando este compañerismo no sólo podían conocer más y mejor a Jesús sino también unos a otros. Un buen líder de equipo edifica una comunión saludable de cuidado mutuo.
  • Compartiendo los valores del reino sobre los cuales se edifica una vida cristiana saludable, y llevándolos a un análisis de la pureza de sus motivaciones y actitudes: integridad, respeto, compromiso, verdad, fidelidad, etc.
  • Sosteniéndolos y animándolos ante las luchas, el cansancio, el desgaste, las crisis, etc. Jesús era muy sabio y podía darse cuenta cuándo retirarse de la gente y de las tareas como para recobrar fuerzas, recalibrar sus perspectivas y reabastecerse anímica y espiritualmente. Un líder de equipo debe velar por la salud física, emocional y espiritual de su equipo. 
  • Corrigiéndolos para el crecimiento. Jesús los disciplinaba no desde una perspectiva punitiva, sino con el firme propósito de aprendizaje, restauración y madurez espirituales. Porque los amaba, no podía dejar de amonestarlos y advertirlos para que anduvieran en camino de rectitud. Este discipulado toma forma de enseñanza, de consejería y de amonestación.

En suma, Jesús los amó y no de palabra, sino de hecho y en verdad. Jesús no sólo los cuidó y veló por ellos, sino que fundamentalmente les enseñó a cuidarse ellos mismos y a cuidarse los unos a los otros.

¿Cómo potenció Jesús a Su equipo de discípulos?

El Señor también se ocupó en liberar el potencial que sus discípulos poseían para que pudieran optimizar su ministerio y lograr mayores resultados. Estas son algunas de las formas en que potenció a su equipo.

  • Recordándoles su identidad, llamado y misión. Jesús alineó a su equipo con la visión de la extensión del reino. Ellos tenían un rumbo, no andaban a la deriva. Todo lo que hacían tenía como propósito final el cumplimiento de la misión. Así el Señor cubría los tres principios fundamentales para la liberación del potencial de cada miembro de un equipo: paternidad, pertenencia y propósito.
  • La capacitación permanente. Los evangelios nos muestran a Jesús aprovechando las oportunidades, formales e informales, para entrenar a sus discípulos. Para potenciar a un equipo, el líder debe proveer de más y mejores herramientas para un ministerio más relevante y fructífero. Puede hacerlo por medio de charlas, conferencias, cursos, libros, etc.
  • El empoderamiento. Así como hizo Jesús, un líder debe potenciar a su equipo por medio del empoderamiento. Esto permite que cada uno aporte lo mejor de sí, desplegando el potencial creativo y productivo que Dios le ha concedido, con el propósito de alcanzar juntos las metas deseadas. Los principios y aspectos que se aplican son entre otros: autoridad espiritual y responsabilidad; rendición de cuentas; expresión libre de ideas, opiniones o dudas; delegar; etc.
  • La resolución de conflictos. La interacción entre las personas siempre genera conflictos. Jesús inculcó a sus discípulos la importancia y la necesidad de mantener vínculos saludables entre ellos y con todos. La paz y la armonía debían ser edificadas en el equipo. Por esto, les enseñó a resolver sabiamente sus propios conflictos y a intervenir como agentes de reconciliación en el conflicto entre otras personas. Un clima o atmósfera saludable de trabajo potencia la labor de todo equipo.
  • Celebrando los logros, y dando el reconocimiento y elogio generoso a todo el equipo. No es difícil imaginar a Jesús diciendo a sus discípulos frecuentemente: «bien hecho», o «lo hemos logrado». Un líder podrá potenciar a su equipo por medio de esta clase de motivación y estímulo. Generará mayor confianza para que todos se dispongan al logro de metas aún mayores.

Una vez más, Jesús no sólo los potenció, sino que fundamentalmente les enseñó a liberar su propio potencial y a estimular a los demás a hacer lo mismo. Esta sinergia permite obtener resultados extraordinarios.

Apreciado líder o pastor, usted puede lograr que su equipo trabaje a su máximo potencial. Pero recuerde que para alcanzarlo primero debe cuidarse y potenciarse a sí mismo como líder. Porque ningún equipo irá más allá de lo que haya ido su líder.

Acerca del autor:
Ernesto Turosky (turoskye@gmail.com) es consultor en Desarrollo de Liderazgo, profesor y conferencista. Posee una maestría en Liderazgo Formativo y una licenciatura en Teología. Pastorea la iglesia Jesús es el Camino en Florencio Varela, Buenos Aires. Casado con Silvia Domínguez, son padres de dos hijos: Emiliano y Tomás.

COMENTARIOS

Nombre

Actualidad,165,Administración y Finanzas,36,Agenda Evangelica,5,Aplicación móvil,1,Biblia,11,Biblioteca,37,Blog,194,Bosquejos,49,Coleccion de Articulos,1,Colecciones,1,Consejeria,26,Consejería Cristiana,25,Creatividad en la Iglesia,10,Crecimiento de Iglesia,44,Cuidado Pastoral,82,Desarrollo Personal,41,Descargas,11,Destaque,2,Dialogo,22,Ebooks,6,Ediciones 2015,11,Ediciones 2016,11,Ediciones 2017,12,Ediciones 2018,12,Ediciones 2019,3,Ediciones anteriores,49,Editorial,1,Enseñanza,54,Entrevistas audio,3,Escuela Dominical,40,Evangelismo,18,Experiencias,7,Experiencias-de-Lectores,4,Familia y Educacion,33,Formularios,7,Grupos Pequeños,33,Herramientas,1,Historia Cristiana,31,Inspiracion,35,Jovenes y Adolescentes,39,Lecciones,5,Lectores,3,lectores comentan,3,Liderazgo,55,Literatura,23,Mentoreo,9,Misiones,23,Música,1,Navidad,5,nosotros,7,Organismos Evangélicos,6,pagina,7,Peliculas,16,Perfil,14,pie de pagina,1,Portada,3,Predicacion,14,Promo,1,Recursos,21,Recursos Pastorales,31,Romance y Matrimonio,28,Serie,1,Serie de Articulos,11,Taller,6,Temas de Portada,55,Testimonios,8,Top10,2,Video Taller,38,
ltr
item
Revista La Fuente: Potenciando los equipos de trabajo dentro de la iglesia
Potenciando los equipos de trabajo dentro de la iglesia
https://1.bp.blogspot.com/-Zfik56aRG2s/XGdYfjgHY9I/AAAAAAAALyM/r53FDzh48UkoLWBJeeTzBiGwiIJvJ7wkwCLcBGAs/s640/5-Dic.png
https://1.bp.blogspot.com/-Zfik56aRG2s/XGdYfjgHY9I/AAAAAAAALyM/r53FDzh48UkoLWBJeeTzBiGwiIJvJ7wkwCLcBGAs/s72-c/5-Dic.png
Revista La Fuente
http://www.revistalafuente.com/2019/02/potenciando-los-equipos-de-trabajo.html
http://www.revistalafuente.com/
http://www.revistalafuente.com/
http://www.revistalafuente.com/2019/02/potenciando-los-equipos-de-trabajo.html
true
4363038206331579885
UTF-8
Loaded All Posts Not found any posts VER TODO Leer mas Responder Cancel reply Delete Por Inicio PAGES POSTS Ver todo También te recomendamos estos artículos: Sección ARCHIVE SEARCH ALL POSTS Not found any post match with your request INICIO Sunday Monday Tuesday Wednesday Thursday Friday Saturday Sun Mon Tue Wed Thu Fri Sat January February March April May June July August September October November December Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec just now hace 1 minuto $$1$$ minutes ago hace 1 hora $$1$$ hours ago Ayer $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago more than 5 weeks ago Seguidores Seguir THIS PREMIUM CONTENT IS LOCKED STEP 1: Share to a social network STEP 2: Click the link on your social network Copy All Code Select All Code All codes were copied to your clipboard Can not copy the codes / texts, please press [CTRL]+[C] (or CMD+C with Mac) to copy