Renovando el romance en el matrimonio


¿A qué se debe que una cosa tan sencilla como el ser románticos antes del matrimonio se vuelva tan difícil después? Muchos matrimonios, incluso de pocos años, sienten como si el romance se hubiera oxidado entre ellos.

Para algunas parejas, una fecha tan especial como el Día de los Enamorados ha llegado a ser más bien un evento desalentador. Mientras que todos los demás en el mundo parecen estar felizmente enamorados en estos días, ellos sienten como si su matrimonio se hubiera atascado, y como si las emociones románticas se hubieran agotado completamente. ¿A qué se debe? ¿Qué se puede hacer para remediarlo?

No descuide la relación

Da placer lavar el coche mientras es nuevo. ¡Cuánto se disfruta pulirlo y lucir el brillo de la pintura! Pero después de cinco años y algunos cientos de kilómetros recorridos, resulta fácil dejarlo estar sucio. Poco a poco, es como si las manchas ya no nos molestaran como antes. Esto sirve de ilustración de lo que a menudo hacemos con nuestros matrimonios: simplemente nos acostumbramos y cedemos a descuidar la relación.
[lock]
Pero hay una gran diferencia entre un coche y una relación matrimonial. Mientras que un auto naturalmente pierde su valor con el paso del tiempo, con el matrimonio pasa exactamente lo opuesto: con cada experiencia vivida juntos, con cada día que transcurre, la relación conyugal acrecienta su valor. Por este motivo, los consejeros matrimoniales insisten en que es vital para la salud de cualquier relación matrimonial no dejar de cultivar los detalles que hicieron parte del romance prematrimonial y de los comienzos.

El pastor y consejero Héctor Sánchez establece que “la conquista se hace en lo cotidiano, agregando de nuevo aquellos detalles que se tuvieron presentes en el tiempo del despegue del vuelo, y prestando atención incluso a los asuntos que parecen intrascendentes”. En palabras semejantes, el autor Paul Tripp señala que “el matrimonio es realmente como un ejercicio a largo plazo en la jardinería. Cuando ves un jardín en plena floración, sabes que se ha invertido mucho trabajo: limpiar la tierra, cavar agujeros, arrancar malezas, regar y podar. Esas flores no aparecieron por sí solas”.

Piense por un momento cuáles eran los detalles de su romance inicial. ¿Flores? ¿Chocolates? ¿Salir a cenar? ¿Hornear una torta especial? ¿Una poesía o canción? Vuelva a hacer estas cosas para su pareja.

Empiece por usted

Por otro lado, para renovar el romance en el matrimonio, es importante exigirse los cambios a uno mismo antes que al cónyuge. Sabemos que esto es un principio básico de convivencia. En otras palabras, si quiere mejorar el romance en su relación matrimonial, trabaje en usted primero.

Con relación a esto, el reconocido conferencista y autor Sixto Porras señala: “Para convertir el matrimonio en una aventura emocionante, debemos comenzar con nosotros mismos. Si nos convertimos en personas alegres, llenas de paz, agradables y con las que sea grato vivir, será fácil construir un matrimonio emocionante. Esta actitud invita a que la otra persona desee lo mismo”.

Es natural que cuando mejoramos nuestra manera de pensar y de actuar, algo suceda. Iniciemos con apreciar de nuevo los pequeños detalles, reír juntos y ser más agradecidos con nuestro cónyuge. Esto hará que pasar tiempo juntos y tomarnos de la mano sea una experiencia gratificante y anhelada para ambos.

En un sentido muy práctico, esto de empezar por uno mismo incluye también hacernos más atractivos físicamente para nuestra pareja. ¡Sí, el romance tiene mucho que ver con el aspecto físico! ¿Ya lo olvidaba? Por las dudas, vale señalar que intentar ponerse más apuesto para su cónyuge no lo hace a usted ni menos espiritual ni poco cristiano.

Lo irónico —y maravilloso— de esto es que mientras usted se hace más atractivo para su cónyuge, su pareja vendrá a ser más atractiva también para usted. Muy a menudo, los cambios que hacemos en nuestra propia apariencia tienen el poder de precipitar cambios en nuestra manera de ver a nuestra pareja, así como las acciones positivas suelen generar reacciones positivas.

Algunas sugerencias:

  • Vayan al gimnasio juntos.
  • Camine con su cónyuge tres a cinco veces por semana.
  • Compre ropa nueva y tire esas feas camisas y pijamas.
  • Cambie sus hábitos.
  • Rasure o arregle su barba (sólo hombres), o cambie su corte de pelo.
  • Consiga nuevas gafas, o intente usar lentes de contacto.

Tenga en cuenta las diferencias

Otro aspecto muy importante al trabajar por la renovación del romance matrimonial, es tener en cuenta las diferencias entre el hombre y la mujer. Como explican los pastores Julio y Sofía Cicorio, las diferencias no son meramente físicas, existen también diferencias fundamentales al nivel de la estructura mental y emocional.

En la mujer, todas las áreas de su estructura mental están interrelacionadas, y lo que ocurre en un área afecta a todas las demás. Es como un casillero sin divisiones, algo muy parecido a su cartera: allí el marido puede encontrar de todo —si se atreve a abrirla—, y todo está mezclado sin separaciones. El trabajo, el hogar, las amigas, el deporte, la vida sexual y otros intereses, todo está interrelacionado.

No así en el hombre, en cuya estructura mental, así como en su billetera, todo está separado en casilleros... un casillero para cada área. Y lo que sucede en un casillero no necesariamente afecta al resto.

El hombre generalmente expresa su amor proveyendo para las necesidades, más que con expresiones verbales; el amor no es para él un romanticismo continuo. Los estímulos sexuales masculinos están muy en la superficie y son fácilmente encendidos. A menos que esté enfermo, el hombre siempre está disponible para disfrutar de un encuentro sexual, siendo estimulado fuertemente por lo que ve. En el concepto del varón, una vida sexual satisfactoria es equivalente a virilidad, y fracasar en el lecho matrimonial es para él como fracasar en la vida.

Para la mujer, sin embargo, lo más importante es sentirse única, amada, valorada. Ella es estimulada por medio de halagos y palabras cariñosas, y a diferencia del varón, la mujer llevará al lecho matrimonial lo ocurrido durante todo el día.

Consejeros profesionales opinan que así como el varón siente rechazo y frustración al no ser correspondido por su mujer en el lecho matrimonial, la mujer siente la misma frustración y rechazo al no ser escuchada ni halagada por su marido, o al percibir que éste no le da importancia a lo que ella le quiere comunicar.

Dado que el romance consiste en provocar placer y hacer sentir amado a nuestro cónyuge, antes que obtener nuestra propia satisfacción personal, tener en cuenta estas diferencias es algo fundamental. La falta de consideración de estas diferencias es, en gran medida, la causante del deterioro de las relaciones y el consecuente decaimiento del romance en los matrimonios, incluso cristianos.

Identifique su lenguaje

Algunas personas encuentran fácil expresar palabras lindas o preparar detalles para halagar a su pareja. Otros sufren cada vez que piensan en cosas como esas. No significa que amen menos, sencillamente les cuesta comunicarlo en las formas que normalmente se espera.
Gary Chapman nos ha hecho un gran favor a muchos al ayudarnos a entender que no todas las personas expresan sus afectos de la misma manera. Él enumera cinco “lenguajes” del amor. Estos no son excluyentes entre sí, pero por lo general uno es más predominante en una persona que en otra, y hay quienes hasta combinan varios muy bien. Veamos:

1. Palabras de afirmación: Este es el lenguaje de la persona que se siente amada por medio del oído. Le encanta que su pareja le diga lo orgulloso que está de él o ella, y que le reconozca con frases halagadoras cuando obtiene logros.

2. Tiempo de calidad: Esta persona prefiere que el amor sea demostrado con verdadera atención cuando está con su pareja, sin importar si son sólo unos minutos. Lo importante es que exista una conexión real durante ese tiempo y el otro no esté distraído con, por ejemplo, su celular.

3. Actos de servicio: Quien prefiere este lenguaje considera que “una acción vale más que mil palabras”, de modo que valora mucho más lo que su pareja hace por él o ella, como ayudarle en las tareas del hogar. Pide cosas sencillas, pero que son representativas.

4. Regalos: Es el lenguaje de la persona que se siente amada al recibir obsequios, ya que aprecia que su pareja dedique tiempo, dinero y esfuerzo en atenderla. Pero no se trata de materialismo. Un simple caramelo o un detalle hecho por sus manos le hace feliz.

5. Contacto físico: Abrazos, besos, caricias, masajes, y también el sexo, son las demostraciones preferidas de quien se inclina por este lenguaje. Para ellos el roce físico tiene el mayor valor, de manera que tomarlas de la mano es ganar puntos.

Es importante que uno identifique cómo le agrada que su cónyuge le demuestre afecto, pero también saber cuál lenguaje del amor prefiere su pareja. De esta manera podrá expresarle sus sentimientos de forma más efectiva y su relación será mejor.

Quite los obstáculos

Todos los obstáculos que nos impidan expresar libremente nuestros sentimientos románticos son trabajables, y se pueden disminuir o eliminar. ¿Por qué a algunos les cuesta ser románticos? Entre las causas más frecuentes se puede mencionar:
  • El temperamento: Algunas personas muy introvertidas encuentran realmente difícil mostrarse románticos sin sentirse ridículas.
  • Falta de modelos adecuados: Cuando uno no ha visto a los propios padres u otros adultos tratarse con dulzura en su matrimonio.
  • Incapacidad de dar o recibir amor: Cuando debido a diversas dificultades en la vida uno se ha vuelto “duro” y se resiste a permitir que las emociones afloren.
  • Actitudes negativas: Las actitudes de uno de los cónyuges puede motivar o desmotivar el romanticismo en la pareja.
  • Falta de reciprocidad: El cónyuge que intenta ser romántico sencillamente se cansa, debido a la falta de interés por parte del otro.
Finalmente, cultivar el romance en su matrimonio y avivarlo es un asunto de voluntad. Actúe. No se preocupe si los sentimientos no acompañan de inmediato, ellos seguirán después. Pero comience a actuar. ¿Cuál de aquellas cosas románticas podría planear para su pareja esta misma semana?
[/lock]

Fuentes:
G. Chapman. Los cinco lenguajes del amor. Unilit.
J. & S. Cicorio. “Por qué no sentimos igual”, en La Fuente (vol. 108), enero 2015, p. 12.
S. Porras. “¿Cómo hacer emocionante el matrimonio? Parte I”. En línea: http://bit.ly/Porras-EF
P. Tripp. “Romantically Pulling Weeds”. En línea: http://bit.ly/Tripp-RPW

COMENTARIOS

BLOGGER: 1
Loading...

EDICIONES ANTERIORES_$type=two$count=13$sn=0$rm=0$h=0$m=0$tbg=none$space=1

Nombre

Actualidad,163,Administración y Finanzas,29,Agenda Evangelica,5,Aplicación móvil,1,Artículos,16,Biblia,1,Blog,53,Bosquejos,50,Comunidad,4,Consejeria,23,Creatividad en la Iglesia,11,Crecimiento de Iglesia,36,Cuidado Pastoral,73,Desarrollo Personal,23,Descarga Gratis,4,Ebooks,7,Edición Impresa,2,Ediciones 2015,11,Ediciones 2016,11,Ediciones 2017,8,Ediciones anteriores,32,Editorial,4,Enseñanza,52,Entrevistas audio,4,Escuela Dominical,31,Evangelismo,18,Experiencias,7,Familia y Educacion,23,Formularios,9,Grupos Pequeños,26,Historia Cristiana,31,Inspiracion,36,Jovenes y Adolescentes,31,Lecciones,6,lectores comentan,3,Lectores comentando,3,Liderazgo,56,Literatura,23,Llamado,5,Mentoreo,10,Misiones,21,Oferta,3,Organismos Evangélicos,6,pagina,6,PDF,4,Peliculas,13,Perfil,14,Predicacion,16,Promocion,1,Recursos,16,Recursos Pastorales,58,Romance y Matrimonio,20,Secciones,7,Temas de Portada,54,Testimonios,8,Video Taller,38,
ltr
item
Revista La Fuente: Renovando el romance en el matrimonio
Renovando el romance en el matrimonio
https://2.bp.blogspot.com/-QBE5PYrYjPg/WJjIEEKXy0I/AAAAAAAAHWA/0PgCIsU4QxATXzroVc3EXyBUVrA0SBr6gCLcB/s640/Pareja-discusiones-lightstock.jpg
https://2.bp.blogspot.com/-QBE5PYrYjPg/WJjIEEKXy0I/AAAAAAAAHWA/0PgCIsU4QxATXzroVc3EXyBUVrA0SBr6gCLcB/s72-c/Pareja-discusiones-lightstock.jpg
Revista La Fuente
http://www.revistalafuente.com/2017/02/renovando-el-romance-en-el-matrimonio.html
http://www.revistalafuente.com/
http://www.revistalafuente.com/
http://www.revistalafuente.com/2017/02/renovando-el-romance-en-el-matrimonio.html
true
4363038206331579885
UTF-8
Loaded All Posts Not found any posts VER TODO Leer mas Responder Cancel reply Delete Por Inicio PAGES POSTS Ver todo También te recomendamos estos artículos: Etiqueta ARCHIVE BUSCAR ALL POSTS Not found any post match with your request Back Home Sunday Monday Tuesday Wednesday Thursday Friday Saturday Sun Mon Tue Wed Thu Fri Sat January February March April May June July August September October November December Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec just now 1 minute ago $$1$$ minutes ago 1 hour ago $$1$$ hours ago Yesterday $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago more than 5 weeks ago Followers Follow ESTE CONTENIDO ES PREMIUM Comparte para desbloquear Copy All Code Select All Code All codes were copied to your clipboard Can not copy the codes / texts, please press [CTRL]+[C] (or CMD+C with Mac) to copy