Ser mamá hoy

Los privilegios y los desafíos de la maternidad  “Madre hay una sola”, señala el poema que se ...



Los privilegios y los desafíos de la maternidad 

“Madre hay una sola”, señala el poema que se atribuye a la escritora Isabel Allende. Ciertamente las virtudes del amor materno son algo excepcional, y merecidamente inspiran las palabras y afectos más íntimos. Sin embargo, todas las realidades que conlleva la maternidad nunca pueden ser ponderadas apropiadamente, en especial en una sociedad con tantos desafíos sociales, económicos y culturales como la latinoamericana.

¿Cuál es el papel fundamental de las madres? ¿Cuáles son sus principales retos y dificultades en la actualidad? ¿Cómo puede una madre llegar a estar satisfecha con su labor? ¿Qué podemos hacer todos para contribuir al bienestar de nuestras madres? Estas y otras preguntas son oportunas al analizar y reflexionar sobre el tema.


Las responsabilidades del hogar 

Edificar un buen hogar es una responsabilidad sagrada y un alto llamado, tanto para el hombre como para la mujer. Pero es también una aventura emocionante, a la vez que agotadora. Sin embargo, una realidad ineludible en nuestros países en desarrollo, donde es más difícil sobrevivir y donde atender las necesidades básicas de la familia requiere un mayor esfuerzo, es que la mayor parte de esta responsabilidad recae sobre las mujeres. Este hecho se hace especialmente notorio en los casos donde la mujer del hogar es madre soltera.

De acuerdo a un estudio estadístico publicado por CEPAL en 2011, desde 1970 hasta la actualidad, los nacimientos que se dan en América Latina en el seno de una unión de hecho han aumentado del 16,8% al 38,9%. Además, los nacimientos de madres solas se ha duplicado, pasando del 7,3% al 15%. Por lo tanto, que los niños nacen y son criados dentro de una familia tradicional ya no es el caso mayoritario en nuestro continente.

Las causas para esta cruda realidad son numerosas y diversas. Pero lo concreto es que miles de niños y adolescentes están siendo criados por únicamente sus madres, quienes se ven obligadas a trabajar fuera de la casa para alimentar, vestir y educarlos.

Pero también las familias tradicionales han cambiado dramáticamente en las últimas décadas. Cada vez son menos las madres que pueden quedarse en el hogar para criar a los hijos. Una encuesta reciente en los EE.UU. encontró que en el 46% de las familias con padre y madre trabajan ambos a tiempo completo fuera de la casa. No obstante, en cualquier caso las mujeres siguen siendo las que asumen más responsabilidad en la casa.


La Biblia y la maternidad 

El Dios de la Biblia les otorga a las madres un lugar de alto privilegio y honor. En la ley de Dios, la madre debe ser honrada tanto como el padre: “Honra a tu padre y a tu madre, para que disfrutes de una larga vida en la tierra que te da el Señor tu Dios [...] El que maldiga a su padre o a su madre será condenado a muerte” (Ex 20.6).

La mujer fue creada por Dios como la “ayuda adecuada” del hombre para complementarlo en la tarea de gobernar la creación (Gn 2.18; 1.27-28). Su valor como esposa y madre es admirado en la Biblia como en ninguna otra literatura antigua, y se alienta a que su dignidad y virtudes sean reconocidas y alabadas públicamente (Pr 31.10-31).

El Antiguo Testamento registra de manera especial la vida de algunas madres que tuvieron una participación privilegiada en la historia redentiva de Dios.

Sara fue bendecida con llegar a ser “madre de naciones” y de reyes (Gn 17.16).
La providencia divina guió a la valiente Jocabed a depositar sobre el Nilo a su hijo, quien llegaría a ser el libertador de su pueblo (Ex 2.1-10).
Ana recibió el regalo de tener un hijo en respuesta a su humilde oración, y fielmente cumplió su promesa y lo dedicó al servicio del Señor. Ese niño se convirtió en el último y más grande de los jueces de Israel y el primero de sus profetas (1 S 1).
Elisabet, madre de Juan el Bautista, es descrita en la Biblia como una mujer recta e intachable delante de Dios. Su embarazo también fue milagroso (Lc 1.5-7).
María, la madre de nuestro Salvador, fue una mujer humilde y sumisa a Dios, que en su sencillez recibió la dicha especial de concebir y criar al Hijo de Dios que venía al mundo (Lc 1.46-48).
Eunice, madre de Timoteo, una mujer judía que aunque tenía un esposo pagano supo instruir a su hijo en las Sagradas Escrituras. Ella, junto con su madre Loida, fueron mujeres de fe ejemplares (2 Ti 1.5).


¿Qué tenían en común estas y otras mujeres de la Biblia como ellas? 

Entre otras cosas, que veían su maternidad como un servicio a Dios y el modo de participar en los propósitos divinos para su propio tiempo. Si usted es madre, ¿cómo ve su propia maternidad? ¿Puede darse cuenta de que su influencia en la vida de sus hijos, a través de sus palabras y actos cotidianos, tendrá un efecto real en la próxima generación, e incluso más allá?

Para el cristianismo, el rol de las madres representa una función trascendente para la fe, así como delicada. Siendo las “ejecutivas” de la institución más fundamental, no debe sorprendernos que el apóstol Pablo encargara a las mujeres mayores enseñar a las más jóvenes —entre otras cosas— a ser “cuidadosas del hogar” (Tit 2.5). Este ministerio se hace muy necesario en la iglesia aun hoy. Hay muchas cosas que las mujeres cristianas mayores pueden enseñar a las jóvenes en cuanto a cómo cuidar y administrar una familia sin perder la cordura al hacerlo.

La “Mujer Maravilla” de Proverbios 31 

Sin duda que las mujeres cristianas del primer siglo tenían en mente el perfil de la mujer sabia de Proverbios 31. A menudo muchas mujeres que leen por primera vez sobre esta asombrosa mujer, se desilusionan de sí mismas. “Yo nunca podría llegar a ser así”, piensan, porque les parece que el ideal presentado es demasiado alto, considerando los retos que ellas deben enfrentar en su realidad cotidiana.

¡Pero no deje que esta imagen de “Mujer Maravilla” la intimide! Dios es su fortaleza, y Él le dará toda la virtud que necesite para lograr lo que Él quiere que usted haga. Él no le hubiera dado una descripción ideal como esta a menos que estuviera también dispuesto a ayudarle a lograrlo en su propia vida.

Veamos brevemente cuatro aspectos prácticos que podemos aprender de esta mujer sabia de Proverbios.


1. La preparación de comidas nutritivas 

La mujer sabia de Proverbios 31 “da de comer a su familia” (v. 15). Si bien las varias tareas relacionadas con la preparación de la comida pueden compartirse, en muchos hogares, la mayor parte de las responsabilidad de la buena alimentación de la familia descansa sobre los hombros de la mujer. Asegurarse de brindar alimentos nutritivos y equilibrados es un acto de amor práctico día tras día.


2. La organización del hogar 


La mujer de Proverbios 31 también “está atenta a la marcha de su hogar” (v. 27). La organización es un elemento esencial en la administración efectiva del hogar, y todo hogar necesita a alguien que lo mantenga organizado. La organización proporciona orden, armonía y eficiencia, y garantiza el éxito, mientras que la falta de organización ¡hace que siempre nos veamos en apuros!


3. La generosidad en la práctica 

Parte de la buena administración de la casa tiene que ver con que se nos ocurran formas creativas de compartir con otros las bendiciones que hemos cultivado en el hogar. La mujer de Proverbios 31 lo hacía ayudando a quienes no eran tan afortunados como ella: “Tiende la mano al pobre, y con ella sostiene al necesitado” (v. 20).


4. La instrucción de los hijos 


Proverbios 31 nos dice de la mujer sabia que “cuando habla, lo hace con sabiduría; cuando instruye, lo hace con amor” (v. 26). Ser madre implica la responsabilidad y privilegio de criar a la siguiente generación para Cristo. Esto incluye instruir, orar, aconsejar, disciplinar y enseñar a los hijos a seguir el designio de Dios revelado en la Escritura en cada etapa de su desarrollo personal.


Un homenaje final 

Por todos los sacrificios que envuelve la tarea de ser madre, ellas tienen el homenaje bien merecido. Nos unimos a la escritora Isabel Allende, quien lo puso muy bien, para expresarles el afecto y reconocimiento del que son dignas:

“Ser madre es considerar que es mucho más noble sonar narices y lavar pañales, que terminar los estudios, triunfar en una carrera o mantenerse delgada. Es ejercer la vocación sin descanso […] El peor defecto que tienen las madres es que se mueren antes de que uno alcance a retribuirles parte de lo que han hecho. Lo dejan a uno desvalido, culpable e irremisiblemente huérfano. Por suerte hay una sola. Porque nadie aguantaría el dolor de perderla dos veces…” ¡Dios bendiga a las madres de nuestra América Latina!

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- ¿Ha escuchado hablar de la nueva “Generación NoMo”? Tanto en América Latina como en Europa y Estados Unidos, crece el fenómeno social de disminución de la natalidad por decisión de las mujeres que no desean ser madres. Hoy en día, las mujeres son más independientes y privilegian su vida profesional. Esta nueva generación ha llegado a conocerse como las “NoMo” (Not Mothers, o “No Madres”, en inglés). Esta tendencia ha ocasionado polémica en todo el mundo, pues cada día más mujeres han decidido no ser mamás. Tan sólo en Inglaterra, Irlanda, Estados Unidos, Canadá y Australia, 1 de cada 5 mujeres —el 20%— está llegando a la edad de 40 años sin tener hijos. 

---------------------------------------------------------------------------------

Fuentes y referencias: 

Enfoque a la Familia. Diseñadas divinamente. Casa Creación. “Madre hay una sola”, por Isabel Allende: http://www.estandarte.com/noticias/autores/isabel-allende-madre-hay-una-sola_1195.html 

Mujeres jefas de hogar: http://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/37689/S1100467_es.pdf?sequence=1 

Ambos trabajan: http://www.diariolasamericas.com/4851_eeuu/3440652_parejas-padres-trabajan-tiempo-completo-laura-rivera.html 

NoMo: http://www.cambio21.cl/cambio21/site/artic/20150821/pags/20150821224542.html

Para continuar equipando su ministerio descargue la aplicación de La Fuente y suscríbase

    

Related

Familia y Educacion 3192749298624059954

Publicar un comentario en la entrada Default Comments

emo-but-icon

item