Manual: "Iglesias que Comunican Intencionalmente - Siendo Emisores, Canales y Receptores"

 Autor: Lic. Wolfgang Streich. (de uso libre) También puede bajarlo en formato PDF en  *...

 Autor: Lic. Wolfgang Streich. (de uso libre)
También puede bajarlo en formato PDF en 

*** MANUAL DE COMUNICACIONES PARA LA IGLESIA LOCAL

1. Introducción

1.1. Una comunicación eficaz entre los miembros de la Iglesia en sus relaciones interpersonales, en particular entre los pastores, líderes, miembros y visitas, es un signo de la presencia de Dios, un testimonio visible de unidad, una proclamación tangible del Evangelio, no un simple formalismo, sino un modo de vida, una vida de amor.

1.2. Además de la comunicación interpersonal, la Iglesia debe también comunicarse con el mundo, si quiere realizar el mandato de Cristo:" Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura"(Mc. 16. 15). La Iglesia debe usar necesaria y urgentemente los medios tecnológicos como la Prensa, la radio, la TV, el Internet, que, por su naturaleza, pueden unir e influenciar no sólo a los individuos sino también a las masas y a toda la sociedad.

1.3. Puestos al servicio del Evangelio, los medios son capaces de extender hasta el infinito la difusión de la Palabra de Dios, y llevar a la Buena Noticia a millones de personas.

2. El principio de la encarnación

2.1. La comunicación de la Iglesia debe modelarse en el principio de la encarnación, es decir, de la comunión de Dios con el hombre.

2.2. El principio de la Encarnación revela con claridad y fuerza lo que las comunicaciones de la Iglesia debieran tener. Mediante la encarnación, el Dios invisible se hace visible en Cristo, el Dios-Hombre. La divinidad invisible brilla a través de la humanidad visible de Cristo. Vemos, escuchamos y tocamos a Cristo en su cuerpo físico tangible, pero al mismo tiempo conocemos, sentimos y tenemos la experiencia de Dios en Él.

2.3. De igual modo, las comunicaciones de la Iglesia, aun manteniendo la forma exterior de la comunicación humana ordinaria, sea la hablada o escrita, la imagen fija o móvil, o la interacción de la luz, color, movimiento o música, deben ser vehículo de una realidad trascendente e intangible. Más allá de lo que los sentidos pueden percibir, las comunicaciones de la Iglesia deben trasmitir " el espíritu y la vida": el espíritu de Cristo y la vida de la gracia. Su esencia y su mensaje central es Cristo, que lleva la Buena Nueva para la salvación de los hombres. Esta es la verdad trascendental que debe expresarse en nuestra comunicación, sea de persona a persona o mediante los medios electrónicos.

3. Las comunicaciones de la iglesia local
3.1. El pastor como comunicador

El principio de la Encarnación resalta la figura del comunicador como testimonio de vida. El comunicador debe ser un signo auténtico e inteligente del mensaje que proclama. Para que el pastor pueda comunicar la Palabra de Dios de modo creíble, debe encarnar el mensaje en su propia vida. Debe existir una relación vital, una consonancia profunda entre el comunicador y el mensaje, de modo que el receptor perciba que lo que el comunicador dice, lo ha tocado y vivido personalmente.

3.2. Los canales de comunicación de la iglesia


Para vivir una vida plena, todos los miembros de la iglesia tienen que tener acceso a un tipo de información clara y completa y tener también la posibilidad de expresar abiertamente los propios sentimientos, como miembros de la comunidad de la Iglesia y de la sociedad. Esto hace que los líderes de iglesia tienen el deber de asegurar el flujo libre de la información desde y para el pueblo de Dios, ya que sin información recíproca no existe comunicación mutua.

3.3. Los hombres como comunicadores


La encarnación del cuerpo físico de Cristo es un evento histórico acaecido hace 2000 años. En su encarnación en la Iglesia, el Cuerpo de Cristo se hace visible a la comunidad de los fieles con quienes comparten el estudio de la Biblia,  la oración, el trabajo, los sufrimientos y las alegrías de la vida. Asume una apariencia exterior que todos los hombres pueden ver en las interacciones recíprocas del pueblo de Dios. Las formas tangibles de la interacción humana son la manifestación visible de la presencia de Cristo que es Camino, Verdad y Vida.

4. Las comunicaciones de los diversos departamentos de la iglesia

4.1. Como la salud de un organismo depende mucho del sano funcionamiento de sus órganos vitales, así también el crecimiento saludable del Cuerpo depende enormemente de la justa interacción de sus diversas partes. Es muy importante que toda iglesia local tenga los mecanismos necesarios para comunicarse entre sí, con los miembros de iglesia y si fuere necesario con personas que no pertenecen a la iglesia.

4.2. Las relaciones entre el pastor coordinador y los ancianos, diáconos y líderes de departamentos deben basarse en los vínculos de amor, de modo que la unidad haga más fructífera la acción conjunta de toda la iglesia.  Es necesario que el pastor coordinador junto a los demás líderes puedan comunicarse fluidamente para tratar cuestiones que tienen que ver con el buen funcionamiento de la iglesia; y no de forma ocasional.

4.3. El pastor coordinador y los líderes deben establecer los objetivos principales de la iglesia (generalmente se lo realiza en forma anual), subrayando la importancia del evangelio de Cristo y su ley de amor,  salvaguardando la verdad y la justicia.

El pastor coordinador debe estimular la participación colectiva de y el involucramiento de todos los miembros de iglesia teniendo en cuenta los dones de cada uno y el principio del sacerdocio universal de los creyentes (todos los creyentes son sacerdotes, pastores, coordinadores, misioneros, educadores, en sus propias esferas y de acuerdo al llamado que recibió cada uno).

4.4. Aunque la organización de la Iglesia local es un objetivo importante, se precisa que no se trata de un diálogo del tipo" todo o nada". El diálogo de la Iglesia, debe generar buena voluntad, amor activo, ayuda recíproca y, finalmente, una comunión en la comprensión y en la ambición colectiva.

5. Los medios de comunicación
5.1. Los medios de masas


La evangelización en el mundo contemporáneo: Los medios de comunicación son algo digno de importancia: Cristo proclamaba la Buena Noticia a través de innumerables parábolas y metáforas que provocan el estupor de las masas y corren hacia él para verlo, escucharlo y dejarse transformar por Él.

5.2. Ante los maravillosos inventos técnicos la Iglesia recibe y sigue con particular interés los que se refieren al espíritu del hombre y han ofrecido nuevas posibilidades de comunicar con suma facilidad toda clase noticias, ideas y enseñanzas.

Entre estos inventos ocupan un lugar privilegiado... la prensa, la radio, la TV y últimamente en forma especial el Internet, un medio donde cada persona puede convertirse en un comunicador, a través de los blogs, y las famosas redes sociales como Facebook, Twiteer y otras. Skype y otras plataformas de audio interactivas son  una herramienta fabulosa ya que permite el diálogo en grupos en tiempo real, prácticamente sin costo. 

La iglesia hoy puede tener sus propios canales de comunicación oficial, como una página Web, una radio en línea, una página o perfil en las redes sociales, etc. Además cada departamento puede utilizar los canales de la iglesia, o en coordinación con los líderes tener los suyos propios.

5.3. De acuerdo con el principio de la encarnación, la forma externa y visible de estos inventos técnicos debe también representar la realidad de Cristo. No es posible hoy en día engañar a las personas mostrando una forma externa en los medios diferente a lo que en realidad somos, hacemos y pensamos.


5.4. Cara a Cara


La iglesia nunca debe olvidar la realidad de la comunicación cara a cara con las personas. No por existir hoy muchos medios tecnológicos debe dejar la iglesia la comunicación por excelencia, cara a cara, en la iglesia, los grupos hogareños, y también las visitas en las casas, cárceles, hospitales, etc.

II. Principios básicos


1. El pastor coordinador como comunicador


Los seminarios y otros ministerios deberían incluir programas de capacitación a pastores coordinadores en el área de comunicación (cursos, talleres, etc.).

El pastor coordinador debería seguir un curso de adiestramiento en el uso de los medios de comunicación, llevado a cabo por un grupo de expertos.

2. Los canales de comunicación de la iglesia local


Cada iglesia debe organizar una comisión o comité para la Comunicación. En iglesias grandes es bueno organizar una comisión de comunicación Interna y una para la externa.

La iglesia debe organizar cursos o talleres de capacitación para los miembros de la comisión y reuniones periódicas de trabajo.

3. La planificación y la cooperación

Es conveniente que los representantes de los diferentes departamentos de la iglesia, con los demás líderes y el pastor coordinador se reúnan para planificar, juzgar y colaborar en la realización del programa de la iglesia.


Deberá ponerse en práctica un esquema de comunicación donde cada actividad de la iglesia o departamento pueda informar ya sea a un grupo específico de personas, a toda la iglesia, a los vecinos, a los medios masivos, autoridades u otros de lo que se pretende realizar, en un formato simple, científico, con las herramientas adecuadas. Hoy en día, simplemente apretando un botón uno puede enviar mensajes a cientos o miles de personas.

4. La iglesia y los medios de comunicación masivos

Las iglesias locales mediante su departamento de Comunicación, deberán participar activamente en la promoción de los medios de comunicación oficiales (página web, radio, revista, otros) y si fuere posible orientar a la iglesia local en programas que serán de bendición para toda la iglesia, ya sea en otras radios cristianas, tv, internet, etc.).

Los responsables de medios de comunicación oficiales de la iglesia local deben ser muy bien capacitados y deben hacer evaluaciones periódicas para ver si sus objetivos corresponden al principio de la encarnación y para juzgar su eficacia en llevar adelante la misión comunicacional evangelizadora.

La iglesia tendrá que al mismo tiempo capacitar a todos los miembros  para que se conviertan en agentes de comunicación evangelística y a los que tienen talento y competencia para que se comprometan en la transmisión de los valores cristianos con su arte. Algunas iglesias han ideado un sistema de Red de comunicadores evangelizadores, ya sea en el Facebook, donde todos comparten contenido que despierte el interés de la comunidad en Jesucristo y los valores de la iglesia.

La iglesia local, si posee colaboradores de talento y competencia, deberá promover la producción de programas de valor, como por ejemplo, la educación cristiana y las publicaciones para la formación.

Los expertos en medios y ministerios cristianos pueden desarrollar un trabajo de  formación y de acción conjunta en el campo de la comunicación masiva.

III. RECOMENDACIONES

1. Las comunicaciones de la iglesia


1.1. El pastor coordinador como comunicador

1.1.1. La vida de los pastores coordinadores debe ser ejemplar, inspiradora y semejante a la de Cristo en todo sentido. Si el pastor coordinador no es ejemplo de una comunicación transparente, y al mismo tiempo eficaz, todo el resto de la comunicación de la iglesia estará afectada.

1.1.2. La predicación debe ser informativa, instructiva y de relevancia. En este sentido los predicadores y maestros deben evaluar su metodología teniendo en cuenta las mejores formas de llegar a las personas. Consideramos el método por excelencia: La narración expositiva.

1.2. Los canales de comunicación de la iglesia


1.2.1. En las iglesias locales tienen que  existir canales de comunicación, como por ejemplo página web, blog, blog pastoral, Facebook, Twitter, Skype, boletines, encuentros regulares con la gente, organizaciones de la iglesia, archivos con material informativo variado y otras cosas.

1.2.2. Sin embargo estos canales de comunicación no siempre consiguen sus fines. Los archivos no están al día; los boletines salen de forma irregular con lo que las informaciones vitales se comunican tardíamente; la comunicación dirigida o llevada por tales organizaciones se cierra a los miembros de las organizaciones y no llega a la gente.


Si ocurre esto se debe realizar una nueva capacitación de los responsables de comunicación de la iglesia, y reuniones periódicas de evaluación para ver si se va mejorando.

2. Los seres humanos como comunicadores


2.1. Los pastores coordinadores, especialmente en las grandes ciudades, tienen que afrontar hoy el problema del aislamiento y de los cristianos aislados. Esta situación infeliz es una amenaza real para la comunicación y la interacción en el interior del Cuerpo de Cristo.

2.2. Tenemos, sin embargo, ejemplos concretos, especialmente en grandes iglesias, donde la interacción interpersonal entre los miembros se reduce al mínimo. Se crea a veces una división social por la cual los ricos frecuentan sólo a los ricos, los pobres a los pobres, los letrados a los letrados y los iletrados sólo con los iletrados. Estos factores y los valores bíblicos del amor, del respeto mutuo y de la no discriminación tienen que tener en cuenta los miembros del equipo de comunicación de la iglesia local.

2.3. Toda iglesia debe luchar de romper con la comunicación formal, gente que va a la iglesia sólo para responder a una obligación dominical y recibir el bautismo, santa cena, o casamiento.

2.4. La iglesia no debe disminuir los  valores de la fe aún hoy en el siglo XXI. Ser cristiano es algo más que ir solo a la iglesia a escuchar una predicación los domingos. El cristianismo es esencialmente una realidad de comunión entre creyentes, y transformar esta realidad de comunión en comunidad es una seria responsabilidad común a todos los miembros. Cada iglesia debe evaluar periódicamente los niveles de comunicación real entra los miembros de la iglesia teniendo sentido de pertenencia. La mayoría de las iglesias que crecen hoy están basadas en el factor comunicación frecuente y relevante entre personas, especialmente en grupos pequeños.

3. Las comunicaciones de los líderes de iglesia

3.1. Los líderes y el pastor coordinador


3.1.1. Existen canales de comunicación que podrían mejorar la comunicación entre líderes y el pastor de la iglesia. Hoy hay foros, grupos de chat, Facebook, Skype, y el celular, por los cuales los líderes y el pastor coordinador de iglesia pueden estar en contacto. Hay grupos de líderes que incluso tienen programas de capacitación con el pastor con herramientas digitales. Si por la distancia es difícil reunirse, a veces podrían organizarse teleconferencias a un muy bajo costo o gratis por Skype.

3.1.2. Los grupos de líderes y el pastor coordinador deben evaluar periódicamente el tipo y nivel de comunicación que existe entre ellos. Es primordial para una iglesia una fluida comunicación entre sus líderes.

3.1.3. También es necesario evaluar el contenido de estos  diálogos entre los líderes de iglesia, si son simples conversaciones, chismes, o si buscan encontrar en esos momentos una unidad de propósito unidos en el evangelio de Jesucristo.

3.2. Los pastores coordinadores y la comunicación


3.2.1. Muchos pastores coordinadores sienten que hay una falta de flujo de información con los demás líderes de su convención o denominación. Ellos no se sienten suficientemente informados sobre lo que sucede en las iglesias. En el desarrollo del trabajo pastoral, parece que prevalece a veces un espíritu de individualismo entre los pastores o coordinadores. No hay una participación en las experiencias de relieve. Debieran realizarse acciones de las que ya se han sugerido sobre comunicación interna y externa a nivel de todos los pastores de una convención o denominación.

3.2.2. De igual modo, todo esto debe ser evaluado en base a parámetros bíblicos y principios de comunicación actuales para una correcta comunicación en la gran cantidad de información que podría transmitir un grupo de iglesias de una zona o país.

4. Los pastores coordinadores de iglesia


4.1. Una de las tantas riquezas una ciudad o región es la presencia de pastores coordinadores. Entre todas las iglesias, cada ciudad o región tiene el número elevado de pastores, y obreros, femeninos y masculinos. Hay asociaciones de pastores tanto por denominación como de manera interdenominacional. Una recomendación a las iglesias es que incentive a su pastor coordinador y a los estudiantes de teología a formar parte de estas asociaciones. Las reuniones de pastores coordinadores no deben ser únicamente para capacitación sino una ocasión para disfrutar de una camaradería cordial. Necesitamos compartir nuestros problemas con algún colega en el ministerio. Necesitamos ser sensibles y ser accesibles a los problemas de otros pastores. Cada pastor coordinador tiene mucho en común incluso con pastores de diferentes enfoques o tradiciones teológicos. Relaciónese con ellos.

4.2. En algunos lugares existe la experiencia de haberse creado organizaciones civiles, compuestas por pastores coordinadores, líderes y miembros de iglesias de una zona. Su función puede ser la de elaborar algún proyecto evangelístico o alguna campaña de valores (por ejemplo “Perdona” o “Comedores infantiles”). Mediante un diálogo se trabaja por estimular la toma de conciencia del papel que cada uno puede desarrollar la misión integral de la iglesia en toda una comunidad.

5. Los medios de comunicación social
5.1. Los medios de masas


5.1.1. La iglesia debe reconocer la importancia de los medios de comunicación para la misión evangelizadora.

Apunte a alto. No tenga miedo a invertir en Internet, página web, si es posible radio por internet, y motivar al departamento de comunicación de su iglesia a estar muy comprometidos, muy capacitados y dar lo mejor de sí en el uso de estas tecnologías. No se olvide de la importancia de una tarea conjunta de todos los miembros de iglesias en las redes sociales. No desaproveche oportunidades como ir y participar en programas de TV abierta o de cable de su comunidad, programas de radio, y tengan un manual de procedimiento para estar de acuerdo sobre declaraciones oficiales de la iglesia en los medios.

5.1.2. Hoy prácticamente, el 98% de las casas tiene varios medios de comunicación. Casi todos poseen una radio en casa y televisión. El porcentaje de Internet va aumentando cada día, con acceso prácticamente desde cualquier teléfono móvil, y las computadoras personales.

Es conveniente que su iglesia utilice todos estos medios.

5.1.3. Evalué. ¿En qué medios de comunicación su iglesia tuvo presencia el último año? ¿En cuales no? ¿Por qué?

5.1.4. Tenga en cuenta que también los medios presentan antivalores cristianos. Capacite y oriente a los miembros de iglesia, a cada familia en el uso sabio de los medios de comunicación del siglo XXI.

5.1.5. Los medios muestran a veces malas representaciones de la Iglesia y a menudo lanzan ataques contra los valores cristianos. Sin embargo, estas representaciones y ataques no suelen tener réplicas en los mismos medios.

5.2. Los grupos pequeños (comunidades cristianas emergentes) y comunicación efectiva

5.2.1. No se olviden como iglesia que los principales medios de comunicación efectivos comprobados son los grupos pequeños, grupos donde hay vínculo directo, retroalimentación, participación espontanea, etc. Las iglesias que no utilicen los grupos pequeños (células o comunidades cristianas emergentes) como medios de comunicación efectiva estarán muy limitadas en todos los aspectos. La comunicación en grupos pequeños cara a cara es un método que nunca falla.

Conclusión:

No deje que su iglesia se aísle, que viva en una burbuja. Comuníquense. Es bueno que desde el pastor coordinador, líderes, y toda la iglesia se incentive un plan de Comunicación anual, con un dinámico departamento de Comunicación. Si la iglesia fuere muy grande, dividido en comunicación interna y externa. Capacítense.

La comunicación es un instrumento creado por el gran Comunicador del Universo quien se encarnó como Palabra, como Verbo, como ser humano, para mostrarnos quién es realmente Dios. Mirando a Jesucristo, el Gran Comunicador, y a su Palabra podemos tener una fuente infinita de inspiración ilimitada para que toda iglesia local pueda llevar este mensaje de Salvación a cada persona, a cada tribu, nación, lengua y pueblo.

Bibliografía:


ALENCAR, Jacqueline (21 de Junio de 2013) “¿Importa la comunicación a los evangélicos?” Protestante Digital.
http://protestantedigital.com/magacin/13756/iquestImporta_la_comunicacion_a_los_evangelicos


ALVEZ, Benito (1995) “Diccionario de ciencias y técnicas de la comunicación”            Ediciones Paulinas

ALVEZ, Benito (1996) “Prólogo a la comunicación” Editorial Complutense.

BLAZQUEZ, Niceto (1994) “Ética y medios de Comunicación” Biblioteca de autores   cristianos.

BRIGGS, Marks (2007) “Periodismo 2.0” Instituto de Periodismo Interactivo.

CONSEJO MUNDIAL DE IGLESIAS (2009) “El evangelio y los medios de     comunicación en internet”
http://www.oikoumene.org/es/press-centre/news/el-evangelio-y-los-medios-de-comunicacion-en-internet

GÁLVEZ, Rigoberto (2001) “Teología de la comunicación: un acercamiento bíblico a los medios masivos de comunicación”. Editorial CLIE.

LA PORTE, José María (2012) “Introducción a la comunicación institucional de la         iglesia” Ediciones Palabra.

MACLUHAN, Marshal (1996) “Comprender los medios de Comunicación: las extensiones del ser humano”  Ediciones Paidós.

MARTÍNEZ, Felicísimo (1994) “Teología de la Comunicación” Biblioteca de autores   cristianos.

MUCHIELLI, Alex (1998) “Psicología de la Comunicación” Ediciones Paidós.

STREICH, Wolfgang (2014) “Teología de las Buenas Noticias Ilimitadas: Una teología de la Comunicación” BNIL

STREICH, Wolfgang (2015) “Estrategia Comunicaciónal BNIL”. BNIL

WIENSS, Arnoldo en Apuntes Pastorales, Volumen XXI, Número 1. “Comunicación   Cristiana: ¿Honra o Vergüenza?”
http://www.desarrollocristiano.com/articulo.php?id=900


Related

Comunicación 6989395970543517617
item