http-www-revistalafuente-com

3 secretos para llegar al corazón de tus alumnos

La motivación en el ministerio docente  ¡Luces, cámara, acción! Has sido seleccionados para...


La motivación en el ministerio docente 

¡Luces, cámara, acción! Has sido seleccionados para participar en el reality show... ¡El Gran Desafío de Dios de enseñar en la Escuela Dominical! Este es el momento para que realices el ministerio al cual Dios te ha llamado de la mejor manera posible, y con mucho amor.

Maestro: Tu reto, si lo aceptas, es animar a los niños a aprender con entusiasmo, motivarlos a asistir regularmente, y dejar un buen legado que impactará positivamente muchas vidas.

El desafío de lo que debemos llegar a ser (2 Co 3.1-5) 

A diferencia de otras instituciones, que nos enseñan a saber algo, el Evangelio de Jesucristo nos desafía a llegar a ser algo. El Evangelio de Jesucristo nos muestra cómo llegar a ser lo que nuestro Padre Celestial desea que lleguemos a ser. El Evangelio nos invita a "ser cartas abiertas", lo cual requiere que seamos el mensaje mismo.

El Evangelio de Jesucristo es el plan mediante el cual podemos llegar a ser lo que se supone que los hijos de Dios deben llegar a ser. Por tanto el principal desafío del maestro es ser coherente entre lo que dice, lo que enseña, y lo que vive. La generación actual observa muy bien y descubre enseguida si estamos fingiendo (Stg 3.11).

Es importante que los maestros no se concentren tanto en medidas estadísticas y se concentren más en lo que son y en lo que están tratando de llegar a ser (Is. 53.1).

Maestros aptos para enseñar (2 Ti 2.24-25)


Ser apto para enseñar no solo involucra la forma de enseñar sino el contenido de la enseñanza. Aquí entonces el gran desafío tiene que ver con tener la plena seguridad de haber sido llamado por Dios, adquirir habilidades para enseñar y ser un continuo aprendiz.

Es importante que el maestro reciba capacitación especializada sobre cómo son sus alumnos. Existen cursos con métodos teóricos prácticos de cómo enseñar y cómo aprenden los alumnos hoy en día. Además de conocer la Biblia, se deben tener conocimientos didácticos, pedagógicos, psicológicos, pastorales y evangelísticos. También de tecnología.

Parecería que estamos sugiriendo un curso universitario para maestros de escuela dominical, pero no; esto puede ser desarrollado ya sea en la propia iglesia o en instituciones especializadas (APEN, LAPEN, LIPPEN, LIBOPEN, APEC, etc.).

Maestros comunicadores (Hch 4.1-22; 5.27-32; 1 Jn 1.3) 

Debes tener la habilidad para comunicarte eficazmente con los niños, con tus colegas, con los padres y demás personas dentro y fuera del aula. El mejor comunicador es quién está completamente motivado a transmitir un mensaje. No podemos parar de comunicar aquello de lo que realmente estamos convencidos. Resumen Aunque hay muchos otros objetivos consideramos que estos 3 son prioritarios. Llegar a ser cartas abiertas, ser aptos para enseñar, y tener habilidades de comunicación. 

Fuente: 

Bill Taylor y Louis Hanks. La escuela dominical en el nuevo siglo. Lifeway.com
Jhon McClendon. Cómo enseñar en la escuela dominical. Lifeway.com
Jorge Enrique Díaz. Los llamados a enseñar. Editorial Mundo Hispano.

Para continuar equipando su ministerio descargue la aplicación de La Fuente y suscríbase

    

Related

Escuela Dominical 5053448675448377163

Publicar un comentario en la entrada Default Comments

emo-but-icon

item