http-www-revistalafuente-com

Las ventajas de cultivar el hábito de la lectura

Evite el engaño intelectual  “Nunca se apartará de tu boca este libro de la Ley, sino que de d...

Evite el engaño intelectual 

“Nunca se apartará de tu boca este libro de la Ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que está escrito en él, porque entonces harás prosperar tu camino y todo te saldrá bien” (Josué 1.8 RV95). 


 “Seríamos peores de lo que somos sin los buenos libros que leímos: más conformistas, menos insumisos y el espíritu crítico, motor del progreso, ni siquiera existiría” —Mario Vargas Llosa 

 En un mundo caracterizado por la sobreabundancia de información, las recetas fáciles y el pragmatismo radical, estamos expuestos a dos “troyanos”: el mariposeo cognitivo1 y la superficialidad informativa. Estos troyanos imperceptiblemente ingresan a nuestras vidas y terminan causando estragos en nuestro entendimiento, bajando nuestras defensas ante los engaños intelectuales o falsas informaciones. 

El Diccionario define “entender” como “la acción de tener idea clara de las cosas”. Entonces, ¿cuál es el antídoto intelectual que permita alcanzar continuamente un mejor nivel de entendimiento y reduzca la vulnerabilidad mental? 

 Mariposeo cognitivo y superficialidad informativa 
 Estos dos troyanos ingresan fácilmente a nuestro estilo de vida, fundamentalmente por el exceso de información encapsulada, la carencia de tiempo en la rutina de vida, la falta de modelos de vida que motiven a la reflexión racional y la pereza intelectual. 
Esta situación atenta directamente contra nuestra capacidad de entendimiento y comprensión. Nos convierte en seres vulnerables a una diversidad de engaños intelectuales por causa de la desnutrición informativa y conceptual.
Beneficios de la lectura intencional y profunda 
Cultivar la lectura intencional y profunda como un hábito de formación personal y ministerial, nos permitirá alcanzar una serie de beneficios: 
  • Favorece la concentración, la imaginación y la agilidad mental. Fortalece las conexiones neuronales, previene la degeneración cognitiva y reduce el nivel de estrés. 
  • Potencia el nivel de empatía y relaciones interpersonales. 
  • Ayuda a mejorar la oratoria, el vocabulario, la formación de criterios y el ordenamiento de las ideas. 
  • Contribuye a la sabiduría personal, el desarrollo intelectual, emocional y espiritual. 
  • Nutre la capacidad de debate y argumentación. 

http://goo.gl/RGzWwm


Reorganizando la dieta intelectual 
Es fundamental una balanceada nutrición cognitiva, que permita generar sólidas defensas intelectuales y al mismo tiempo facilitar el desarrollo integral del ser humano. Algunas recomendaciones para incluir en la dieta intelectual:
  1.  La Biblia San Agustín decía: “Cuando oramos hablamos con Dios, pero cuando leemos es Dios quien habla con nosotros”. La lectura sistemática de la Biblia y su estudio reflexivo deben realizarse diariamente, con el propósito de ir descubriendo verdades, y de esa forma convertirnos en creyentes sólidos, con vidas continuamente transformadas. 
  2. Literatura de contenido bíblico Es muy positivo incorporar a la dieta intelectual literatura con contenido bíblico, que ayude a la adquisición de conocimientos sobre familia, finanzas, salud, liderazgo, educación, ministerio, espiritualidad, realidad social y un sinfín de áreas. Este tipo de contenidos proveerán de información, perspectivas y la posibilidad de ir formando criterios temáticos. 
  3. Literatura de contenido general y especializado Existen grandes autores, excelentes libros y diversidad de géneros literarios que pueden proveer experiencias muy ricas para el fortalecimiento intelectual, emocional e incluso profesional. Para ello, quizás sea necesario romper paradigmas y atreverse a abordar contenidos inteligentes, creativos y desafiantes que nos permitan estar bien entrenados. Ya lo decía Joseph Addison: “La lectura es a la mente lo que el ejercicio al cuerpo”. 
Para recordar:
3 claves para el hábito de la lectura 
  1. Prioriza calidad de lectura por sobre cantidad. 
  2. Establece una meta realista de lectura y cúmplela. 
  3. Lee con regularidad en forma diaria y constante. 
El célebre Cicerón2 expresó que “un hogar sin libros es como un cuerpo sin alma”.
 De allí la importancia de acceder y contar con buenos materiales de lectura. Por otro lado, la Biblia, el libro más importante de la historia, también debe ser leída de forma continua y reflexiva.

El profeta Jeremías oraba: “Fueron halladas tus palabras, y yo las comí. Tu palabra me fue por gozo y por alegría de mi corazón; porque tu nombre se invocó sobre mí, Jehová, Dios de los ejércitos” (Jeremías 15.16 RV95).

Por medio de un sólido hábito de lectura, luchemos contra los troyanos intele
ctuales, inmunicémonos contra los engaños, elevemos nuestro entendimiento y alcancemos nuevos niveles de liderazgo personal y ministerial.

Por Emilio Iberbuden Consultor en liderazgo, desarrollo personal y gerenciamiento organizacional. Tiene una Licenciatura en Administración y Gestión Empresarial, otra en Teología y una Maestría en Ciencias Pastorales. Está casado y tiene una hija. 

Referencias: 1. Expresión perteneciente a Mario Vargas Llosa (escritor, novelista y ensayista latinoamericano, Premio Nobel de Literatura). 2. Jurista, político, filósofo, escritor, y orador romano. Recursos recomendados: Dr. David Livermore. Liderar con inteligencia cultural. Editorial Grupo Nelson. Rice Broocks. Dios no está muerto. Editorial Casa Creación. Ken Robinson. El Elemento. Editorial Conecta.

Para continuar equipando su ministerio descargue la aplicación de La Fuente y suscríbase

    

Related

Jovenes y Adolescentes 4711751505423200060

Publicar un comentario en la entrada Default Comments

emo-but-icon

item