Los niños se están perdiendo. Levántate guerrero, lucha por ellos.

La más grande batalla, que creo yo, estamos peleando es por esta siguiente generación: nuestros n...


La más grande batalla, que creo yo, estamos peleando es por esta siguiente generación: nuestros niños. Y tristemente…el enemigo está ganando.
¿Cómo me atrevo a decir algo así? Porque estoy cansada de todo el fingimiento. Solo mira a tu alrededor. La televisión le grita los valores del enemigo a nuestros niños, también lo hacen los videojuegos y los mensajes que reciben en la escuela. Reciben horas y horas de lavado de cerebro diario, comparado con el par de horas que reciben en la Iglesia cada domingo.
Veo muchas Iglesias en las que los niños están escogiendo NO seguir a Cristo. Se reúnen en el grupo de jóvenes porque es divertido, pero después se dan por vencidos, y dejan de asistir a la Iglesia cuando esto se convierte en su propia decisión.
El Grupo Barna es una compañía grande que investiga cosas interesantes que suceden en el Cuerpo de Cristo.  Sus estudios muestran que un niño ha decido en qué creer cuando llega a la edad de 12 años. Aprecio que Barna haya hecho este estudio, pero yo puedo confirmarlo en la vida real. Es muy fácil ver que si no entrenas a tu niño antes que lleguen a los 12 años, se vuelve muy difícil cambiar su forma de pensar.
Tú y yo, y especialmente aquellos que trabajamos en ministerios de niños…  De cada denominación y de cada país del mundo, debemos dar un paso al frente y luchar por nuestros niños.  Estamos al frente de una batalla masiva. Es tiempo que lo enfrentemos y hagamos algo al respecto. Formemos generales en el Ejército de Dios, no sin antes mencionar a los cabos, sargentos primeros, sargentos, mayores y especialistas. Hay muchísimo Soldado Razo corriendo por todos lados siguiendo órdenes de otros Soldados Razos.
Yo creo que Dios está buscando más generales de 5 estrellas en su ejército en este momento, y yo quisiera ser uno de ellos. Sé que suena loco y arrogante aspirar a ser uno, pero, en serio, ¿Por qué no? ¿No nos pidió Dios que nos esforzáramos por las cosas de los cielos?
“Sirvan de buena gana, como quien sirve al Señor y no a los hombres, sabiendo que el Señor recompensará a cada uno por el bien que haya hecho, sea esclavo o sea libre.” Efesios 6.7-8 (NVI)
Por Kristina Krauss. Extraído del libro “Levántate guerrero”.

Para continuar equipando su ministerio descargue la aplicación de La Fuente y suscríbase

    

Related

Escuela Dominical 1687826388380962668

Publicar un comentario en la entrada Default Comments

emo-but-icon

item