10 pasos para evaluar el progreso de tu ministerio juvenil

Conocer estos 10 pasos puede ayudarte a medir el progreso del grupo de jóvenes que tenés a tu carg...

Conocer estos 10 pasos puede ayudarte a medir el progreso del grupo de jóvenes que tenés a tu cargo. A mí me ha ayudado y creo que podría ser muy útil para vos también. Hacemos el recorrido por estos pasos según el orden de importancia haciendo una cuenta regresiva. ¿Comenzamos?

10. Evalúa tu ministerio todos los años: Involucra en la evaluación a los jóvenes, a sus padres, a los líderes de la iglesia y a todos aquellos que colaboran contigo. Determinen si los programas y/o actividades realizadas están cumpliendo el objetivo propuesto inicialmente.

9. Trabaja siempre en equipo: Trabaja de manera conjunta con personas dinámicas que compartan y apoyen tu visión para el ministerio juvenil, preferentemente debes contar con el apoyo de líderes de la iglesia que sea permanente.

8. Busca a un consejero y reúnete con él una vez por semana: Que sea una persona que cuente con tu completa confianza, que se sienta en la libertad de hacerte preguntas profundas sobre tu ministerio y sobre tu comunión con Cristo.

7. Siempre debes estar informado: Mantente informado sobre las cosas que son tendencia entre los jóvenes con el fin de que puedas comunicarte mejor y seas mucho más eficaz interactuar con ellos.

6. La familia está antes que la iglesia: La primera institución que creó Dios fue la familia. Tu relacionamiento con ellos es muy importante, trata de mantener un lazo fuerte con ellos y que eso te permita tener una tranquilidad de que estas respaldado por quienes son más cercanos.

5. Mantente en contacto con toda la iglesia: Saluda a los adultos, niños, y no te olvides de las visitas. Participa también de eventos realizados fuera de la iglesia (partidos, competencias y eventos en tu comunidad) más allá de que tu ministerio sea el trabajo con los jóvenes debes participar activamente porque formas parte de una congregación.

4. Reúnete con el pastor periódicamente: Busca buenas oportunidades para conversar a solas y para compartir con él de tus ideas y proyectos para el ministerio juvenil. Es muy importante que tu pastor tenga siempre conocimiento de tus posturas e ideales con respecto a tu visión ministerial.

3. Asiste y participa de las actividades de otros ministerios de tu iglesia (escuela dominical, reunión de mujeres, de hombres, etc.) Esta es una gran oportunidad para compartir la filosofía de tu ministerio con otros y para que ellos, a su vez, te apoyen.

2. Lleva una agenda: Las actividades de tu familia, iglesia y grupo juvenil pueden generarte una sobrecarga y acarrearte problemas si olvidas una de ellas. Para evitarlo, usa una agenda y léela todos los días.

1. Entrégale tu ministerio a Dios: La obra es de Dios, y tú sólo eres el instrumento que él ha elegido para organizar el trabajo entre los jóvenes de tu iglesia. La mejor manera de hacerlo es orando diariamente por tu ministerio. El salmo 37.4 dice: “Ama al Señor con ternura, y él cumplirá tus deseos más profundos”.

Por Gloria Acuña, de Los Transformadores.

Para continuar equipando su ministerio descargue la aplicación de La Fuente y suscríbase

    

Related

Jovenes y Adolescentes 554496445715363271

Publicar un comentario en la entrada Default Comments

emo-but-icon

item