William Wadé Harris (1860-1929)

100.000 bautizados en 18 meses. En 1910, un africano de edad media sentado en una celda de la ...

100.000 bautizados en 18 meses. En 1910, un africano de edad media sentado en una celda de la cárcel de Liberia tuvo una visión. Encerrado por activismo político, ahora se encontraba buscando a Dios. Poco y nada sospechaba que algo lo convertiría en uno de los evangelistas más efectivos que África había visto y en el fundador de una influyente denominación.

Wadé nació entre el 1860 y 1865. Su padre no era cristiano, pero fue criado por un tío quien era pastor metodista. Harris aprendió a leer en inglés y grebo. En 1881, Harris se convirtió sólidamente al metodismo y en 1888 fue nombrado para iniciar su trabajo episcopaliano como profesor y catequista, y para el gobierno como traductor.

En 1910 fue arrestado por su participación en una insurrección; más tarde en prisión recibió la visión del ángel Gabriel. “No estás en prisión”, el mensajero angelical le aseguró. “Dios viene a ungirte. Tú serás un profeta. Será como en el tiempo de Sadrac, Mesac y Abeg nego. Tú serás como Daniel”. Gabriel le dijo que reemplazara sus ropas occidentales por túnicas blancas y que evitara el alcohol. Luego de su visión Harris predicó por varios años en Liberia, pero con poco impacto.

Después de este tiempo infructuoso, el 27 de julio de 1913, inicio un viaje misionero remarcable hacia el Este. Su meta era la colonia francesa de la Costa de Marfil. Él siempre llevaba en sus viajes una cruz de bambú, una Biblia y una maraca, simbolizando la naturaleza africana de su misión.

Su mensaje era simple y directo, muy parecido a los enseñados por las misioneros extranjeros. Los confrontaba pidiéndoles quemar todas las imágenes de dioses tradicionales. También provocó una ruptura masiva en las prácticas nativas de danzas rituales y otras creencias tradicionales africanas. El advertía a las personas que si no obedecían al único Dios serían severamente castigadas, y que debían adorar al único verdadero Dios, el Dios de los cristianos.

Harris también enfatizaba guardar el día domingo para el Señor. Pero aun más importante, él ofrecía el bautismo inmediato a sus oyentes, muchas veces denegado por las iglesias. Durante un único viaje, que duró 18 meses (de 1912 a 1914), Harris bautizó cerca de 100.000 a 120.000 nuevos cristianos.

Harris no tuvo el tiempo ni los recursos financieros para establecer una iglesia, pero hizo tres innovaciones importantes que llevaron a los dos movimientos nativos religiosos más grandes de la Costa de Marfil y Ghana.
- Se comunicaba en los idiomas locales de las tribus y colonias donde combinaba la conversión con el bautismo masivo sin requerir largos periodos de instrucción eclesial.
- El incluyó sacerdotes, sacerdotisas y sanadores para los bautismos y conversiones, designando a algunos “apóstoles” y “profetas”; quienes luego expandirían el movimiento.
- Aunque no fue su meta principal, inspiró a la inclusión de las mujeres. Las mujeres jugaban un rol importante en el liderazgo de la iglesia Harrista.

A inicios de la Primer Guerra Mundial fue deportado a Liberia, luego de largos intentos por volver al Este, continuó su viaje misionero en Sierra Leona, pero nunca con el mismo éxito que en Costa de Marfil y Ghana.

William Wadé Harris falleció en la casa de su hija, en extrema pobreza en 1929. En 1979 se estimaba que en la Costa de Marfil existieran 200.000 protestantes y 500.000 católicos. Hoy en día hay cerca de 200.000 miembros en la Iglesia Harrista, la Iglesia más fuerte de la capital, Abiyán, de Costa de Marfil. 

Bibliografía:
(1) Diccionario de Biografías Cristianas Africanas.
(2) Revista Christian History, Issue 79.
(3) La enciclopedia de Oxford de pensamiento africano.
(4) Hegberg, Carol. Christians you should know.

Related

Historia Cristiana 6492124209169196360

Publicar un comentario en la entrada Default Comments

emo-but-icon

item