Los 4 propósitos del ministerio juvenil

Trabajar con jóvenes es un trabajo de mucha diversión, recreación y aleagria. Pero por sobre todo e...

Trabajar con jóvenes es un trabajo de mucha diversión, recreación y aleagria. Pero por sobre todo es una tarea de mucha responsabilidad y desafíos.

Los que van desempeñando este agradable servicio de liderar y guiar a jóvenes conocen los retos que se vienen presentando y el anhelo de desarrollar en ellos carácter y madurez espiritual impulsa a crear diferentes estrategias para un liderazgo atractivo y constructivo.

Es por eso que conocer los propositos del ministerio juvenil es fundamental, pues motiva y fortalece la relación entre el lider y el joven. Y por sobre todo edifica y construye un liderazgo semejante al modelo que Cristo nos mostró durante el tiempo que estuvo aquí con sus discípulos. Pues Él anhelaba: a) restaurar la relación entre Dios y el ser humano, y b) exaltar a su Padre mediante la cercanía, empatía y amor que mostraba a cada persona. Y todo esto lo ha logrado y desea que los lideres de esta generación también lo logren.

A continuación te presentamos los 4 propósitos que tu ministerio juvenil necesita conocer para ir y alcanzar grandes jóvenes con corazón apasionado por Jesús.

"Así que vayan y hagan seguidores en todas las naciones. Bautícenlos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, y enséñenles a obedecer todo lo que yo les he mandado. Tengan presente que yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo." Mateo 28:19-20 (PDT)

Propósito 1. Adoración
No se trata de cantar lento. Se trata de aceptar la invitación a rendirnos continua y enteramente al Dios de todas las cosas.

Propósito 2. Servicio
Los ministerios que enseñan y movilizan a los jóvenes a servir al prójimo desarrollan distintas capacidades en sus participantes, impulsan a la Iglesia al crecimiento y hacen del cristianismo una fuerza relevante en sus medios de influencia.

Propósito 3. Evangelismo
Este propósito debe perfumar cada actividad de nuestros ministerios juveniles. Si quieres un ministerio juvenil cada vez más sano y emocionante debes hacer que todos los componentes apunten a un ministerio extrovertido y contagioso.

Propósito 4. Discipulado
Esto es un proceso. El discipulado significa ser seguidor de él y llevar a otros al mismo blanco.


Alguien es maduro espiritualmente cuando vive en actitud de adoración, sirve a sus semejantes, evangeliza naturalmente y sigue creciendo en obediencia mientras ayuda a otros a crecer en ella también… Lucas Leys

Para continuar equipando su ministerio descargue la aplicación de La Fuente y suscríbase

    

Related

Jovenes y Adolescentes 8323916980891662215

Publicar un comentario en la entrada Default Comments

emo-but-icon

item