El lugar que transforma a las familias

... pero yo y mi casa serviremos a Jehová. Josué 24:15 El mundo nos enseña que establecer una fam...

... pero yo y mi casa serviremos a Jehová. Josué 24:15
El mundo nos enseña que establecer una familia firme (matrimonio: hombre y mujer) ya no es lo importante, sino vivir la vida, “disfrutar” del presente. Este pensamiento ha causado mucho daño en los corazones de muchas personas, dejando como consecuencia familias disfuncionales, madres solteras, hijos que quedan al cuidado de los abuelos o tíos.

Es por eso que en muchos hogares la televisión, la música sin un mensaje bíblico están sirviendo de orientación (errónea), construyendo personalidades y carácteres que van en contra de lo que Dios desea y anhela para las familias. La familia es el reflejo del estado del corazón de las personas que forman parte de ella.

Edificar un cimiento que mantenga fuertes y saludables a las familias es de vital importancia para Dios y para los niños y jóvenes que se están iniciando. Para que en el futuro ellos puedan ser parte de una sociedad con familias unidas, en amor, comunicación, y lealtad a Dios.


La iglesia es el lugar en donde Dios puede obrar en los miembros de una familia. Preparar de forma estratégica enseñanzas que vayan acorde a la Palabra de Dios, instruyendo a los padres para que puedan llevar a la práctica el texto bíblico de Deuteronomio 6:4-9: “El Señor nuestro Dios es el único Señor. Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas. Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. Átalas a tus manos como un signo; llévalas en tu frente como una marca; escríbelas en los postes de tu casa y en los portones de tus ciudades.”(NVI)

Practicando este texto bíblico se restaurarán las vidas de las familias, los padres estarán espiritualmente unidos a Dios. Esto producirá armonía, amor y respeto hacia sus cónyuges y de tal forma, los hijos serán formados con el carácter que desea Dios que ellos tengan hacia sus padres, la cual tendrá como consecuencia familias fructíferas, sanas en sus emociones y relaciones.

En la siguiente entrevista le compartimos las sugerencias y comentarios del Dr. Antonio Montiel, acerca de la responsabilidad que tiene la Iglesia hacia las familias que forman parte de ella.


¿Qué responsabilidades tienen las iglesias con respecto a las familias?
Las iglesias tienen una gran responsabilidad con respecto a las familias, porque tienen el manual, la Biblia, donde se habla del origen de la familia, el orden en la familia, los roles y funciones dentro de la familia, las relaciones dentro de la familia y lo importante que es la familia para Dios y para servirle a Dios. Bien lo dijo Josué: “Yo y mi familia serviremos a Dios”. Las iglesias deben de enfatizar la importancia de la familia en la sociedad, sabiendo que, si tenemos familias saludables, tendremos iglesias fuertes y una mejor sociedad. Las iglesias deben de tener más actividades para la familia, tales como conferencias para la familia, día de la familia, encuentros de familia, retiros de familia, campamentos de familias y un fuerte énfasis en la consejería matrimonial y familiar. Hay que recordar que la Iglesia es un conjunto de familias.

Una familia que llega a la iglesia, ¿qué debería encontrar allí?
Cuando una familia llega a la iglesia lo primero que debería encontrar es ACEPTACIÓN Y COMPRENSIÓN. Luego, ser insertado rápidamente dentro de la iglesia para que se sienta parte de ella, y haya un sentido de pertenencia. Que sus integrantes se sientan incluidos y no excluidos. Además, debería ofrecérseles una consejería a fondo con relación a temas de matrimonio, familia, hijos y finanzas.

¿Por qué las actividades eclesiales, cada vez más, se dividen en rangos de edades o grupos especiales? (Damas, jóvenes, niños, matrimonios, adolescentes, etc.)
Las actividades eclesiales se dividen por edades y grupos por una cuestión de practicidad, intereses comunes, y la disfuncionalidad de muchas familias. Por un lado, es bueno este tipo de segmentación, para tratar temas de interés común, y donde las personas puedan participar activamente, pero también se tendría que hacer un esfuerzo intencional para hacer cosas juntos como familia, como un todo y no separados.

¿Considera que deberían ofrecerse más actividades dirigidas a la familia en su conjunto?
Sí, considero que las iglesias deberían ofrecer más a la familia como unidad básica de la sociedad. La familia es la base de la sociedad. La Familia es la comunidad natural de vida de los padres con los hijos siendo el origen de la comunidad familiar la institución del matrimonio. Es el fundamento de la sociedad. Se promoverá y se garantizará su protección integral. Art. 49 – Constitución Nacional. El fin de la familia es el bien de todos sus miembros.

¿Qué actividades podrían utilizar las iglesias para fomentar la unidad y la salud de las familias?
Las iglesias podrían ofrecer cursos que ya están disponibles en nuestro país a través de la fundación Principios de Vida, tales como: Matrimonio para toda la vida, Padres a la manera de Dios, Planificación Familiar, Planificación Financiera, Noviazgo etc. Además deberían realizar conferencia para las familias, campamentos de familias, día de familia, y retiros familiares.

¿Qué aconseja para la contención de familias rotas o en situaciones especiales tales como viudez, madres solteras, divorciados, etc.?
Lastimosamente tenemos muchas familias rotas y situaciones especiales, por eso se debe preparar programas o proyectos especiales de acuerdo a las necesidades que tiene cada iglesia. Algunos ejemplos son familias divididas, madres solteras, divorciados y viudez. Entonces, habría que tener programas especiales o ministerios especiales para cada uno estos grupos, para satisfacer sus necesidades reales con un enfoque integral.

¿Cómo ayudamos a las familias a enfrentar algunas de las amenazas externas que enfrentan en nuestra sociedad actual?
Como la familia es la base de la sociedad y la primera escuela donde se forman los hijos, debemos darles herramientas a los padres de manera urgente para que puedan hablar y enseñar abiertamente sobre los diferentes temas fundamentales con transparencia y claridad. Y también a través de talleres para padres y familias hablarles de las diferentes problemáticas, como la explosión de pornografía en los diferentes medios de propaganda, porque se busca legalizar el aborto dentro del plan de muerte, el manifiesto Gay con la campaña del matrimonio igualitario o del mismo sexo, y cómo enfrentar la crisis económica con una buena administración de los recursos. Además explicarles lo que significa la Ideología de Género y el Feminismo. A continuación, algunas ideas del libro de la autoría de Dale O´Leary.


En palabras de Dale O'Leary, la teoría del "feminismo de género" se basa en una interpretación neo-marxista de la historia. Comienza con la afirmación de Marx de que toda la historia es una lucha de clases, de opresor contra oprimido, en una batalla que se resolverá solo cuando los oprimidos se percaten de su situación, se alcen en revolución e impongan una dictadura de los oprimidos.
O'Leary agrega que fue Frederick Engels quien sentó las bases de la unión entre el marxismo y el feminismo. Para ello cita el libro "El Origen de la Familia, Propiedad y el Estado", escrito por el pensador alemán en 1884 el que señala el origen de la propiedad en la conformación de la “familia burguesa”: La sociedad será totalmente reconstruida y emergerá la sociedad sin clases, libre de conflictos, que asegurará la paz y prosperidad utópicas para todos. “El primer antagonismo de clases de la historia coincide con el desarrollo del antagonismo entre el hombre y la mujer unidos en matrimonio monógamo, y la primera opresión de una clase por otra, con la del sexo femenino por el masculino". Según O'Leary, los marxistas clásicos creían que el sistema de clases desaparecería una vez que se eliminara la propiedad privada, se facilitara el divorcio, se aceptara la ilegitimidad, se forzara la entrada de la mujer al mercado laboral, se colocara a los niños en institutos de cuidado diario y se eliminara la religión. Sin embargo, para las "feministas de género", los marxistas fracasaron por concentrarse en soluciones económicas sin atacar directamente a la familia, que era la verdadera causa de las clases.

¿Debería manifestarse públicamente la Iglesia cuando son tratadas leyes contrarias a los principios bíblicos? ¿De qué manera y hasta dónde debe involucrarse en la vida pública?
Cuando se trata de leyes la mejor manera es hacer lobby con los congresistas en forma individual y grupal, como hacen los demás. Sabemos que las leyes se dictan en el Congreso y son para todo una nación, por eso los grupos anti vida y anti Dios todos los días hacen lobby por el Congreso. Las Iglesias deberían asignar o pedir a un grupo de personas preparadas para hacer esto, de lo contrario, tendrá un efecto contrario y/o negativo. También es muy importante el trabajo de prensa o una estrategia de prensa y comunicación para presentar los puntos en cuestión de manera ordenada y científica. Los grupos anti vida y Dios quieren presentar todo como algo de la religión, y que los religiosos son tontos, atrasados y fuera de contexto. Por eso se necesita mucha sabiduría como la que Dios le dio a Salomón para hacer esto de manera correcta. Como por ejemplo se hizo en España y se logró mucho para las últimas elecciones y los cambios que se están dando en ese país.
Con relación a involucrarse en la vida pública, yo creo que sí hay que hacerlo. En Paraguay ya tenemos varias organizaciones pro vida y familia, que periódicamente hacen un llamado a la población para una manifestación pública, y es ahí donde los creyentes tienen que estar para hacer pública su fe y la defensa de los principios universales. En estos encuentros no se debe tener en cuenta las religiones, sino que debemos unirnos con un propósito: defender la vida y la familia.

Aquí algunos posibles objetivos de una campaña local o nacional:
• Generar un bombardeo de actividades, y mecanismos de exaltación y valoración de la FAMILIA, como generadora de las demás relaciones que interactúan en la vida económica, social, política y educativa.
• Promocionar los principios fundamentales de verdadero amor entre un varón y una mujer, como un regalo que debe ser atesorado y cuidado para construir una familia estable y feliz.
• Alentar a elevar esa expresión de amor dentro del marco de dimensión ética y espiritual, mediante el compromiso de amor y fidelidad
• Motivar a entrar dentro de una relación sana cuyas ventajas sociales, psicológicas y de salud, son corroboradas por testimonios de matrimonios estables y fieles.

Acerca del autor
El Dr. Antonio Montiel, es consejero familiar, pastor y conductor del programa televisivo “Hablando en familia”. Montiel está casado con Noemí y tiene 7 hijos.

Para continuar equipando su ministerio descargue la aplicación de La Fuente y suscríbase

    

Related

Temas de Portada 7855251426404047963

Publicar un comentario en la entrada Default Comments

emo-but-icon

item