http-www-revistalafuente-com

¿Qué consejo daría usted a un pastor joven que está en el primer año como pastor de una iglesia?

Serían tantos los consejos para darle. Pero si solo tuviera que ser uno, éste le diría: "Aseg...

Serían tantos los consejos para darle. Pero si solo tuviera que ser uno, éste le diría: "Asegúrate que fue el Señor quien te llamó y te dotó para ese ministerio y no tu necio y torcido corazón. Porque llegarán tiempos muy difíciles en los cuales te tendrás que sostener solo en ese llamado que te hizo el Señor; y solo así lograrás, en medio de la borrasca, discernir la Voz de dirección del Verdadero Pastor de las ovejas: El Señor Jesús" Pastor Ovidio Arias, Colombia

1.- Una vez que se haya radicado en la iglesia, debería tener una reunión con el cuerpo de diáconos o liderazgo de la iglesia para informarse de la marcha de esta y cuál ha sido la forma de gobierno en lo administrativo y en la parte espiritual y/o crecimiento de la iglesia. 2.- Respetar y/o acomodarse a las actuales circunstancias de la iglesia y en forma progresiva ir haciendo los cambios necesarios en conformidad a la mentalidad del nuevo pastor. 3.- Evitar entrar en conflicto al hacer cambios bruscos en cuanto a la liturgia de la iglesia, orden del culto y otras actividades `propias de la iglesia. Pastor Juan Carvallo Peña, Chile


Decálogo para pastores nóveles: 1. No descuides tu relación con Dios, tu familia y tus amigos. 2. Es más importante lo que eres que lo haces o sabes. 3. No te metas más de lo debido en la vida de la gente. Enséñales a decidir, a confiar y a hacerse responsables de lo suyo. 4. Rinde cuentas y toma decisiones grupales. 5. Sé transparente. Cerciórate de parecerlo. 6. No esperes demasiado de la gente. Espera demasiado de Dios. 7. Supérate en todas las áreas. 8. Pon distancia con el sexo opuesto.
9. Incluye un espacio para Dios a cada proyecto. 10. Atribuye a Dios los resultados, entrégaselo como una ofrenda y busca su gloria. Dr. Daniel Hurtado, Argentina

Que busque desde el principio de su ministerio el equilibrio entre familia y servicio ministerial, muchas veces el ímpetu que tenemos al empezar el ministerio, nos hace que abandonemos a nuestra familia, y esto más adelante puede tener consecuencias muy dolorosas. Otro consejito sería: No cometer el error del activismo, que debido a las muchas exigencias de la obra del Señor, nos olvidamos de buscar al Señor de la Obra. Pastor Mario Ayala, Guatemala

Mi caso de pastorado fue muy positivo ya que fui copastor por un tiempo y después tome la responsabilidad solo. Posteriormente, tuve equipos que formé y trabajé en cooperación con otras personas. Muchas veces falta tener una experiencia donde uno pueda cometer errores y ser corregidos positivamente, eso marca mucho nuestro andar. Si después de nuestro estudio salimos a ser pastores directos, con toda la responsabilidad, en la mayoría de los casos se frustran por las expectativas no habladas de los hermanos de las iglesias o de las asociaciones de iglesias con las que sirven. Son muy dispares las ideas sobre qué es un pastor y su responsabilidad. También hay que hablar de las diferencias de dones en cada pastor. Habría mucho hilo para coser pero lo dejamos para la próxima. Mi frase sería: "sirvan a las iglesias con un corazón sincero, sabiendo que Dios conoce sus capacidades y limitaciones". Pastor Walter Pelegrina, Alemania

Debe tener en cuenta que "si no posee el apoyo de un equipo de líderes compuesto por personas con experiencias, no se puede lograr grandes cosas" Pastor Héctor J. Stete, Paraguay

Que tenga bien en claro sus prioridades: 1° Su relación diaria con Cristo. Esto es vital para él, su familia y el ministerio, y es lo más importante en la vida. 2° Su relación con su familia. Que fortalezca la unión espiritual, mantenga vivo el romance con su esposa y cultive el respeto mutuo, y que tenga un diálogo fluido con su esposa y sus hijos. Que oren juntos. 3° Su relación con la iglesia. Que mantenga a la iglesia en un lugar de importancia después de Dios y la familia, y cultive su desarrollo personal para brindar un servicio de excelencia. Por último, en su primer año de pastorado es fundamental que pueda contar con un pastor mentor, con quien pueda periódicamente abrir su corazón y pasar tiempo en oración. Obviamente, la ayuda de un mentor, es necesaria a lo largo del ministerio. Pastor Nicolás Marulla, Paraguay

1. Que se case antes de irse al campo de misión (Porque creo que va a iniciar un trabajo). 2. Que no se limite a la capacitación en un Instituto Bíblico, sino que se proponga como meta seguir sus estudios de licenciatura, maestrías, etc. 3. En caso de no tener estudios secundarios, debe procurar obtenerlos. 4. Buscar un consejero, quien le ayude y le oriente en momentos difíciles, para tomar buenas decisiones. 5. Las demandas actuales de acompañamiento pastoral a las personas es muy amplia y diversa, por lo que se hace necesario estar bien formado para responder con efectividad. 6. Cuando decida casarse, debe pedir a Dios en oración una dama que sea verdaderamente una AYUDA IDÓNEA, para el ministerio ya que es el 50% del trabajo asegurado una buena ayuda, o sea que ella también tenga llamado. 7. Depender y ser fiel a Dios en TODO. Pastor Omar Monterrey, Nicaragua

Tener un consejero pastoral que respalde el ministerio, con esta idea no quiero decir que el respaldo de Dios no es suficiente, sin embargo, la voz amiga de otro pastor experimentado ayudaría a que no se cometan errores. Por ejemplo, que no sea tan presuroso para hacer la obra de Dios sin antes tener la plena certeza de que Dios está al frente de nuestro trabajo. Porque muchos actúan locamente y después vienen las desilusiones. Pastor José Gabriel Quispe Huallpa, Perú

Bueno es aprender al comenzar el ministerio que el conocimiento teológico es una herramienta, no un fin en sí mismo. Muchos jóvenes pastores equivocan sus inicios al pensar que su preparación académica les asegurará el éxito ministerial. Las necesidades de las personas requieren, a menudo, un fuerte lazo relacional. Cuando se está comprometido no solo con la obra, misión y visión de la iglesia local, sino también con las necesidades de las personas, la resistencia a los jóvenes bríos se minimiza. La analogía del pastor enseña que el pastor debe poseer olor a oveja para que estas le sigan, y este se consigue solo mediante una vida compartida con aquellos a quienes se pastorea. Pastor Juan C. Castro Almarza, Chile

Mucha prudencia, oír, evaluar y después responder; aun si lo tiene que hacer días después. Pastor Juan E. Vera, Venezuela

Para continuar equipando su ministerio descargue la aplicación de La Fuente y suscríbase

    

Related

Blog 8332133474508222333

Publicar un comentario en la entrada Default Comments

  1. Desde el año pasado decidí escuchar la voz y el llamado de Dios a servirle como pastor. Fue una decisión muy difícil de tomar, pues siempre estuve activo en el ministerio pero nunca me imagine que Dios me llamara al pastorado a una edad tan temprana; tenia miedo a las criticas, a que los mismos en el pastorado me juzgaran y lamentablemente es lo que esta sucediendo con algunos casos, también he resibido mucho apoyo pero algunas veces he querido llamar para pedir un consejo y bruscamente me han cerrado las puertas, por el simple hecho de que dicen que un pastorado no se da a mi edad (28) y menos estando soltero. Personalmente creo que son excusas baratas, pues ni una ni la otra tienen fundamento biblico, pero si es muy duro ver como pastores que han sido llamados a lo mismo, a servir, le den la espalda a uno.

    Pero he leído todos los consejos que han publicado y tomare de ahi lo que me ayude a mejorar con lo que Dios me confiado.
    Muchas gracias y sigamos adelante!
    Paz!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo17/4/13

    Me ayudan mucho estas experiencias y gracias a Dios por este ministerio!!!

    ResponderEliminar

emo-but-icon

item