Particularidades de un liderazgo edificante

Las tareas del liderazgo En las Escrituras podemos notar que cada líder puesto por Dios ha teni...

Las tareas del liderazgo

En las Escrituras podemos notar que cada líder puesto por Dios ha tenido que desempeñar diferentes labores para guiar al pueblo. Esto demuestra que el liderazgo constituye una labor muy importante en una organización o iglesia, ya que a través de él se puede mantener de forma organizada. Esto ayuda a que el ambiente sea favorable para que sus colaboradores realicen las labores de manera eficiente, apuntando hacia un mismo fin: alcanzar una meta.
Podemos entender que las funciones del líder son variadas. En esta serie veremos lo que John Gardner dice con respecto a algunas de las tareas.


1) Vislumbrar metas
Principalmente, el líder es responsable de establecer objetivos y crear en las personas una visión clara de lo que ellos puedan lograr o alcanzar. Al leer el AT vemos cómo los líderes estaban guiando a su pueblo hacia objetivos. Ejemplos que encontramos allí es que el pueblo, en muchas ocasiones, dudaba y la gente decía: “No podemos”. Pero sus líderes (Josué y Caleb, David) les decían con seguridad: “Sí se puede”.

2) Motivar
Un papel importante que desempeña en el trabajo de liderar es la motivación que uno tiene; este es el canal que abre camino y empuja hasta llegar al destino deseado. Se recomienda entonces que cada líder preste mucha atención a los sueños, deseos, metas, planes y necesidades de las personas a las que el líder está guiando. Vemos cómo Moisés los motivó constantemente al recordar al pueblo las bendiciones que obtendrían conforme al resultado de su obediencia a Dios (Dt. 30:16). Al mismo tiempo, les advertía que si ellos no permanecían obedientes, las consecuencias serían catastróficas (Dt. 30:17-18). Esto garantiza que las motivaciones, ya sean negativas o positivas, traigan resultados positivos.

3) Dirigir
Gardner enumera algunos ejemplos: planificación, establecimiento de prioridades, establecimiento de la agenda de trabajo, toma de decisiones, y el hacer valoraciones de la política a seguir. En el AT encontramos que no solo al concepto de adoración se le daba una atención mas profunda sino más a la forma de cómo deberían adorar. Dirigir es, entonces, orientar y dar pautas que deben ser seguidas para lograr un buen resultado.

4) Alcanzar una unidad en la que se puede trabajar
Esto no significa que habrá una ausencia total de conflictos. Lamentablemente, ciertos tipos de conflictos han de manifestarse, sí o sí. En las Escrituras la unidad cumple un papel muy enriquecedor, puesto que Jesús vino a traer unidad entre la humanidad y el Padre. Jesús lo menciona justo antes de su muerte en la cruz, en Juan 17:20-23. Aquí Jesús deseaba manifestar que verdaderamente Él había sido enviado por Dios, que la unidad sería la prueba que lo garantizaría. Existen ocasiones en las que en el liderazgo se pierden oportunidades, en vez de aprovecharlas al máximo, imposibilitando así lograr la unidad deseada.

En resumidas palabras, podemos decir que el líder es el motor que mueve al equipo, y este colabora creando en sus miembros un carácter maduro y firme, que transmite excelencia en sus resultados.

Fuente
Eugene B. Habecker. Publicado por Alfalit Internacional, Inc. Miami, FL.

Para continuar equipando su ministerio descargue la aplicación de La Fuente y suscríbase

    

Related

Liderazgo 7870067087902832502

Publicar un comentario en la entrada Default Comments

emo-but-icon

item