El arte de educar a los hijos

A continuación le presentamos un bosquejo que puede utilizar para dar una charla educativa o evang...

A continuación le presentamos un bosquejo que puede utilizar para dar una charla educativa o evangelística dirigida a padres o familias en escuelas o centros educativos acerca del tema “El arte de educar a los hijos”. Este bosquejo fue adaptado de una charla del Consejero Familiar, el Dr. Antonio Montiel, amontiel@highway.com.py

Introducción
La familia es la base de la sociedad, fundamento de nuestra cultura. Pero es amenazada constantemente por fuerzas negativas que quieren debilitarla y destruirla. Así que un gran desafío de la actualidad es evitar la destrucción
de la familia, puesto que las relaciones familiares rotas producen consecuencias graves en los cónyuges y en los hijos.

1. Perspectiva sobre la familia
Nuestro primer compromiso o responsabilidad es la familia, por lo tanto, debe ser nuestra prioridad. La familia es un regalo de Dios, pero al mismo tiempo constituye un compromiso y una responsabilidad que Él nos ha otorgado.

2. Requisitos del padre
- Debe ser el cuidador y administrador de la familia. Debe cuidar su familia apropiadamente y ser un buen líder del hogar, sin hacer discriminación.
- Debe ser amoroso y tierno. Para que haya paz y armonía en el hogar, el líder debe cuidar a su familia con amor, respeto y auto control.

3. Consideraciones sobre el relacionamiento en la familia
- Los padres deben ser líderes para con sus hijos, plenamente comprometidos con su desarrollo.
- Al criar a sus hijos, no deben mostrar favoritismo y deben alentar, corregir y disciplinar con mucho amor.
- La atención debería estar en las necesidades reales de los hijos, más que en sus necesidades virtuales.
- La autoridad paterna no se puede “imponer” sino que es resultado de un amor sincero y un liderazgo ejemplar por parte de los padres. Solo cumpliendo con estos requisitos los hijos aprenderán a ser obedientes a sus padres. Esta obediencia fluirá a partir del respeto por los padres.

4. Características de las familias fuertes
En el libro “La Familia Fuerte”, Chuck Swindoll delinea, citando la investigación realizada por Stinnet y de Fran, importantes características de familias fuertes y que viven en armonía:
- Un fuerte compromiso: las familias fuertes creen en el valor de la familia y consideran a su familia una prioridad en sus vidas.
- Pasar tiempo juntos: las familias fuertes toman tiempo para estar juntos regularmente, haciendo cosas significativas.
- Buena comunicación: las familias fuertes se comunican en todos los niveles, desde los más superficiales, que se limitan al saludo o intercambios funcionales: “Pásame la sal”, “No olvides llavear la puerta”, hasta los más profundos, donde se comparten las emociones y convicciones y se llega a una comunicación íntima, que es cercana y profunda, en las áreas: física, social, emocional y espiritual.
- Apreciación y afecto uno por el otro: las familias fuertes expresan intencionalmente su aprecio unos por otros. La expresión “intencional” denota un esfuerzo voluntario de hacer saber al otro que lo amamos. El amor puede y debe demostrarse tanto en hechos como a través de palabras cariñosas y expresiones de afirmación.
- Habilidad para resolver problemas y crisis: las familias fuertes tienen estrategias para resolver situaciones de crisis, en las que ambas partes involucradas salen ganando.

Conclusión
La familia, como toda la creación de Dios, es perfecta. Y aunque la “apariencia” externa de la familia puede diferir de una cultura a otra, en el corazón del hogar debe estar nuestra relación con Dios (individual y como grupo familiar), así como el compromiso de vivir según Sus estándares.

Para continuar equipando su ministerio descargue la aplicación de La Fuente y suscríbase

    

Related

Familia y Educacion 5766879048615704745

Publicar un comentario en la entrada Default Comments

emo-but-icon

item