¿Puede la iglesia aprovechar los partidos de un mundial de fútbol para alcanzar almas y evangelizar?

Esta oportunidad la iglesia no debe desaprovechar. Donde está la atención de las personas es dónde d...

Esta oportunidad la iglesia no debe desaprovechar. Donde está la atención de las personas es dónde deberíamos estar nosotros los cristianos para ser de influencia positiva. La iglesia no puede desentenderse de lo que está aconteciendo en el mundo. La iglesia tampoco puede desentenderse de un evento deportivo y más estando en un país en dónde el deporte futbolístico es de gran importancia para el pueblo. La selección nacional mueve de manera tremenda

a la gente. El deporte en sí mueve los ánimos de las personas. Ahora ¿cómo puede la iglesia aprovechar esto para ser de influencia y compartir a Cristo durante un evento así? Bueno, existen diferentes formas.
 
1.    El primer de ellos, quizás un poco más difícil para algunos, sería el de enviar a alguien a Sudáfrica. Existen agencias que están trabajando en el envío y la recepción de voluntarios durante este tipo de eventos deportivos. Me tocó ir como voluntario a Grecia en unas olimpiadas. Realmente fue fructífero el trabajo aquella vez, además de la experiencia que uno gana en el evangelismo con personas de otras culturas para presentar a Cristo.

2.    La segunda opción es en la capellanía deportiva. Nuestros equipos no tienen capellanes como la de EE.UU., España, Brasil. Este capellán los ministra y los anima.

3.    La tercer opción, es para los que nos quedamos en el país. Tenemos las oportunidad de que el partido se transmita por televisión. Se puede invitar a la gente ver el partido en la casa o a proyectar el partido en la iglesia. De paso se puede aprovechar el momento para pasar un testimonio de una atleta cristiano, compartir un pequeño devocional para un contexto deportivo, hacer algunos comentarios acerca de algún deportista cristiano que integra alguna selección nacional.

4.    Una idea mas es emular un mundial de fútbol dentro de la iglesia, dónde se puedan representar a las naciones que están allí y que cada equipo tenga esa nación adoptada de manera que pueda saber su cultura, su idioma su historia, su agricultura, su religión y que cada equipo pueda estar orando por ese país que adoptó. Inclusive, yendo un poquito mas, hasta la camiseta pueden tener de ese país. De esa manera se puede fomentar las misiones y el conocimiento de otros países, y todo eso se hace a través del deporte.

Lea le entrevista completa en http://issuu.com/lafuente/docs/lf54-may10/4

Related

Evangelismo 5724175812363459271

Publicar un comentario en la entrada Default Comments

emo-but-icon

item