¡Cuando las fuerzas no vuelven mas!

Burnout significa estrés al extremo y no solamente tiene consecuencias para nuestra vida espiritual ...

Burnout significa estrés al extremo y no solamente tiene consecuencias para nuestra vida espiritual y emocional. Las consecuencias de un Burnout afectan directamente a cada persona de nuestro círculo de influencia. “Burnout se traduce literalmente como "estar quemado”. Es la Sensación de fracaso y una existencia agotada o gastada que resulta de una sobrecarga por exigencias de energías, recursos personales y fuerza espiritual del trabajador". Así lo define un psiquiatra. Otros describen su efecto como un “infarto al alma”, en el que la persona afectada no sólo ha gastado sus energías recargables, sino que su sustancia ha sido también dañada. Daños físicos causantes de enfermedades son parte del llamado síndrome burnout. Al final de este artículo le proveemos de una dirección en Internet para descargar un test para identificar cuán cerca Usted se encuentra de un burnout.

A continuación el Dr. Antonio Montiel, Sicólogo familiar y actualmente Presidente de la Convención de las Iglesias de Dios del Paraguay nos detalla como prevenir un burnout y como diagnosticarlo correctamente.

“Un Burnout es un desgaste mental, emocional, espiritual y físico. La persona que tiene un Burnout necesita hacer con urgencia lo que Jesús hacia con sus discípulos que son las 3R, que es la receta que utilizo con mis pastores:

La primera R es retirarte urgente.
Y Jesús después de estar con los multitudes siempre se retiraba para estar en un lugar alto y el se iba en este lugar para renovarse y lo hacia a través de la terapia de la oración. Jesús se alimentaba hablando con el Padre.

La segunda R es la renovación.
Y aquí en la comunión con el Padre, en la renovación vemos varios tipos de renovaciones: Una es la renovación espiritual que es la base, el otro es la renovación emocional y el otro es la renovación física, las tres áreas están integradas. No sabemos cuánto tiempo uno debe retirarse, eso depende de la obediencias de cada uno.

La tercera R es regresar para servir.
Esto es lo que Jesús hacia. Si uno lee la palabra después de mucho desgaste Jesús le decía a sus discípulos, vamos al otro lado del Mar de Galiläa. Subieron a un barquito y se fueron al otro lado para estar solos. Nuestras iglesias hoy se convirtieron en Neuro-siquiátricas, la gente viene enferma y dolorida a la iglesia. Por eso la Biblia dice que los enfermos son los que necesitan de los médicos. Por eso hay mucho estrés, la gente viene con todo su paquete de problemas que son cada vez mas complejos.

La cuarta R es la reventada.
Si se aplica está receta bíblica que es retirarse, renovarse espiritualmente emocionalmente y físicamente, puede regresar y continuar el trabajo. Si no hace esto y se pone caprichoso y orgulloso entonces va a aparecer la cuarta R, que es la reventada. Este pastor va reventar y tener un colapso con un posible problema cardíaco. En EE.UU. en este momento las compañías de seguro ya no quieren asegurar a los pastores porque es el segmento de mayor riesgo por el tema cardiaco. Las razones son en primer lugar el estrés y en segundo la mala alimentación. Muchos pastores no comen bien porque están con mucha ansiedad. Ellos aplican la dieta liquida: Liquidan todo lo que se encuentra en su camino y eso hace que se globalice su problema y ahí viene la cuarta R, la reventada.

La quinta R es la rajada.
Luego de la reventada generalmente ocurre la quinta R que es la rajada. Te rajás, te vas a tu casa con tu familia y buscas un nuevo camino por ya con mucho dolor y mucha amargura, esperando que alguien haga por voz lo que vos no hiciste. Esta es la situación de muchos lideres hoy que están sufriendo.

¿Cómo puede un Pastor reconocer si está quemado?
Muchas veces la propia Familia se da cuenta de la situación. La esposa nota esta situación de un burnout, de un estrés integral. El está irritable, muchas veces las predicaciones ya no son predicas, son proyecciones. Desde el pulpito está maltratando a la gente con la crítica. La gente se da cuenta que su líder empieza a cometer errores, empieza a olvidarse de las cosas.
Para objetivizar esta situación tenemos la parte médica y la parte científica. Este pastor tiene que recurrir a un clínico como primer paso para un chequeo medico. El medico puede decir, físicamente Usted está bien, pero esta mal emocionalmente. De ahí tiene que recurrir a un sicólogo, que muchas veces el pastor le tiene miedo porque siempre existió ese antagonismo. Yen algunos casos se tiene que recurrir a un siquiatra, en este caso un siquiatra cristiano, porque muchos pastores necesitan medicamentos. No es que no confiamos en Dios. Ese pastor no hizo lo que tenia que hacer, que son las primeras tres R.

El perfil de un pastor colapsado.
Ahora este pastor está colapsando y necesita un ansiolítico. Especialmente son aquellos pastores del Tipo A. Ellos tienen la actitud de Marta, porque siempre quieren hacer algo. Tengo un libro que estoy recomendando que se titula: „Como tener la actitud de Maria, en un contexto de Marta“. Todos estamos acelerados, todos tenemos un montón que hacer. Pero María de todo lo que debía hacer, se fue y se sentó e hizo las tres R. Se retiró un rato de la cocina, se fue a la sala para escuchar lo que Jesús le decía y luego ella regresó. Pero Marta, inclusive le interrumpió a Jesús y le dijo, dile a mi hermana que se vaya conmigo a la cocina a prepararte la comida. Y Jesús le reclamó y dice: „Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas, pero María escogió la mejor parte. Y lo que escogió ella, nadie le puede quitar.” Esto es lo que nos fortalece a los pastores, porque esta es la parte espiritual.

El diagnóstico científico es necesario.
En el caso nuestro en Paraguay, nosotros trabajamos con gente profesional para que me ayuden a dar un diagnóstico objetivo, desde el punto de vista clínico, psicológico y también siquiátrica. Entonces no es un diagnóstico lo que lo que yo pienso, lo que el piensa o lo que creemos, sino es respaldado por un diagnóstico científico. No olvidemos que la fiebre no es el problema, la fiebre es un síntoma. Yo necesito ver el análisis completo; la urina, la sangre y todo lo demás. Y recién desde ahí puedo ver si el paciente tiene colesterol o lo que sea y esto es lo que se debe hacer. También desde el punto de vista del diagnóstico es mucho más fácil dar una receta médica. Este elemento científico nos ayuda para no estar especulando y espiritualizando todo. De hecho hoy en el mundo del tratamiento integral, del punto de vista de la cosmovisión cristiana, se maneja 6 ejes del tratamiento integral.
1. El eje neurológico.
2. El eje sicológico-siquiátrico.
3. El eje médico.
4. El eje familiar.
5. El eje social.
6. El eje espiritual.

No es que uno es mas importante que el otro, sino son ejes que uno tiene que manejar para hacer una buena evaluación. Hay mucha gente que viene a la iglesia y se la da una asistencia espiritual, pero nunca se trató su abuso, su maltrato, el insesto, la violación. Esos son todos elementos emocionales. Espiritualmente recibió su atención. Pero emocionalmente no tenemos muy poca gente preparada y entrenada, para manejar ese aspecto del ser humano.”

Para tener una idea que tan cerca te encuentras de un burnout, descarga un test en PDF desde este link: http://www.mediafire.com/?nuwqmwzntxy

Related

Blog 4666177776187798337

Publicar un comentario en la entrada Default Comments

  1. Amados hermanos:
    Creo que la causa del "bornout" y el bornout mismo, son un problema real; aunque evidentemente no nuevo. Es solo que no debemos ignorar el poder de Dios, el asunto de las tres "R", es muy acertado; pero en cuanto a lo demás difiero por muchísimo margen, puesto que ni el Señor Jesús ni los apóstoles posteriormente requirieron de ayuda técnica o científica: sino que su ayuda fue total y absolutamente el poder de nuestro amado Padre celestial para atender los múltiples casos problemáticos que se les presentaron. Muy importante es decir que fueron llenos del Espíritu Santo, y buscaban esa llenura constantemente. Personalmente no tengo nada en contra de los médicos (tengo a dos en mi iglesia; buenos amigos); es solo que estoy seguro que Dios permite que los haya para quienes no son sus hijos todavía; creo firmemente que Dios es quien sana todas mis dolencias y de ello puedo dar amplio testimonio.
    Que Dios les siga bendiciendo y usando en poder.
    Atte: pastor Álvaro Dader

    ResponderEliminar

emo-but-icon

item