http-www-revistalafuente-com

Enseñemos el evangelio de Jesús como la verdad absoluta!

“.....El que haya recibido el don de enseñar, que se dedique a la enseñanza” Romanos 12:7 ...






“.....El que haya recibido el don de enseñar, que se dedique a la enseñanza” Romanos 12:7


El didaché o didajé (que se traduce por “enseñanza” o “doctrina”) de Dios ha de depender de las Escrituras, interpretadas de manera contextual y de amplia apertura a la acción del Espíritu Santo.


JESUS EL MAESTRO
El Sermón del Monte (Mateo 5: 1-7: 27) es la exposición mas trascendente del mundo. Es también el fragmento mas largo de predicación ofrecida y conservada...


dentro del Nuevo Testamento. Los maestros bíblicos deberían considerarlo como modelo de exposición. Mateo 5: 1-2 dice claramente que enseñaba a sus discípulos, sin embargo es un error pensar que solo enseñaba a un pequeño grupo, pues en Mateo 4:25 dice que le seguían multitudes y cuando los vio subió al Monte para enseñarles. Cuando se llega al final del Sermón, esta claro que las multitudes estaban escuchándole y aún más, se asombraron al oír su enseñanza. Mateo 7:28. También en el denominado Sermón de la Llanura Lucas 6:17-49 que es un resumen del Sermón del Monte hubo una multitud mixta de discípulos y otras gentes. Todo indica que la multitud de personas era mixta, había personas de Judea, Jerusalén y Galilea, pero también de Siria, Decápolis, Transjordania, Tiro y Sidón no todos eran judíos, Jesús conversó con una mujer de la Región de Tiro y Sidón, la cual era Fenicia que seguramente hablaba griego (Marcos 7:24-30) la mujer samaritana (Juan 4) el endemoniado gadareno del lado oriental del lago de Galilea (Marcos 5) y un centurión romano (Mateo 8: 5-13).
Aquí hay una lección para nosotros. Si nuestra exposición está bien presentada y si seguimos el ejemplo de Jesús, no solamente los cristianos nos escucharán.
Cuando la enseñanza bíblica es contextualizada y “rascamos donde pica”, aún los del mundo escucharán.

EL PARADIGMA DE JESÚS
¿Cómo enseñaba Jesús? Jesús llamaba la atención y retenía la atención, es decir no era aburrido. Usó palabras: a) sencillas, b) específicas y c) directas. Su enseñanza consideró: a) estilo, b) estructura y c) lenguaje apropiado. Actualmente tenemos que comunicarnos en una situación multicultural, pluralista y confusa. En esta época cibernética el saber presentar una enseñanza es muy importante, estamos compitiendo con muchas otras voces y cosmovisiones como el Islam, la nueva era, el humanismo, el hedonismo y el existencialismo.
El problema que tenemos que confrontar es que muchos maestros de la Palabra no saben como llamar la atención y peor aún no saben ni como hacer una buena introducción al tema.
En el Sermón del Monte Jesús captó la atención porque: a) tenía un tema claro: la ética del Reino, b) tenía un propósito claro: llevar a las personas adentro del Reino, c) tenía una estructura clara: introducción que impactaba y capturaba la atención, el cuerpo o desarrollo de la enseñanza; descripción clara y sistemática (paso a paso) del significado de ser su discípulo y vivir la vida del reino. Y finalmente una conclusión (estocada final) contundente e ilustrativa: el relato de los constructores, el sabio y el necio. Necesitamos seguir el ejemplo de Jesús para enseñar con efectividad. El tenía un tema claro, propósito claro y estructura clara y eso requiere preparación.


Jesús en su exposición declaró la verdad, la ilustró y la aplicó:

Declarar la verdad.
¿Cómo declaraba Jesús la verdad? El declaraba la verdad usando: a) palabras comunes, b) un lenguaje sencillo y c) oraciones cortas. Por ejemplo: “Ustedes son la sal de la tierra” o “Pidan y se les dará” o “No juzgues o tu también serás juzgado”. Jesús usó preguntas que atraían al oyente, preguntas que no requerían respuestas habladas. Por ejemplo: “Porque si ustedes aman solamente a quienes los aman ¿qué premio recibirán? Mt. 5:46. El oyente se sentirá provocado a contestar. Jesús usó repeticiones: “Bienaventurado..........bienaventurado” (Mt. 5: 3-11) la repetición con variación penetra bien al mensaje. Jesús usó contrastes, las bienaventuranzas son contrastes, algunas son paradojas: “El Reino pertenece a los pobres”. El capítulo 5 está lleno de contrastes. “Han escuchado que fue dicho............pero yo les digo...............” Mt.5:43-44.

Ilustrar la verdad
No solo hay que declarar la verdad, hay que ilustrarla; el Sermón del Monte contiene varias ilustraciones, es bueno aclarar que ilustración no es lo mismo que cuento. Jesús siempre ilustró sus enseñanzas.
• Utilizó metáforas impactantes. “Ustedes son la sal de la tierra”, “Ustedes son la luz del mundo”.
• Utilizó lenguaje gráfico que sugiere imágenes mentales:“No tiren sus perlas a los cerdos” Mt. 7:6. El uso de la “Técnica del video” ayuda bastante.
• Utilizó ejemplos específicos. Cualquiera que se enoje con su hermano........” Mt. 5:22- “Si alguien te obliga a acompañarle una milla, anda con él dos millas” Mt.5:41
• Utilizó ilustraciones de la vida diaria“¿Porque miras a la partícula de aserrín en el ojo de tu hermano y no te das cuenta del tablón que está en tu propio ojo? Mt. 7:3
Esta ilustración fue tomada del taller de un carpintero, al enseñar use ilustraciones que son familiares a la audiencia, es decir que proceden de la vida diaria, puede ser televisión, canciones, periódicos, etc.

Aplicar la verdad
Podemos declarar e ilustrar la verdad, pero sin aplicación no hay enseñanza. Podemos exponer de manera entretenida e informativa y sin embargo, solo es palabra de hombre y no Palabra de Dios. La aplicación no necesariamente debemos dejarla para la parte final, conforme se avanza con la exposición hay que aplicar la Palabra. Es importante enfatizar que es un error pensar que si solamente les decimos a las personas qué hacer habremos aplicado la enseñanza. Jesús no se conformó con esto. El les dijo a sus oyentes cómo hacer y porqué valía la pena hacer. Al momento de tratar el tema de la oración (Mt. 6:5-15) no solamente les dice a sus oyentes que oren, les muestra cómo deben orar al enseñarles el “Padre nuestro”. Finalmente un aspecto importante que Jesús utilizó en el Sermón del Monte fue su autoridad; las multitudes sintieron su autoridad (Mt.7:28-29), Jesús no citó a una y otra autoridad. El declaró la Palabra de Dios y expresó: “Pero yo les digo”. No enseñemos como si el evangelio fuera una opción válida entre muchas, debemos enseñar y proclamar el evangelio de Jesús como la verdad absoluta.

FUENTE: Escrito por el Lic. David Cauracuri Palomino, dcauracuri@hotmail.com,
Pastor principal de la Iglesia Cristiana Bíblica. Urb. Zárate S.J.L.

Para continuar equipando su ministerio descargue la aplicación de La Fuente y suscríbase

    

Related

Enseñanza 1690983807061844077

Publicar un comentario en la entrada Default Comments

  1. Saludos Siervo este Articulo es de Mucha bendicion

    Saludos desde Nicaragua

    Pastor Oscar Sobalvarro
    SuperIntendete Pastoral
    fraternidadpastoral@gmail.com
    belenpastoral@hotmail.com
    www.pastor.ca.kz

    ResponderEliminar

emo-but-icon

item