$show=home


$show=home

14 AÑOS · 40.000 LECTORES DEL BOLETÍN.

"La revista #1 para la actualización ministerial del siervo de Dios"

$show=home

 ACTUALIZACIÓN MINISTERIAL PARA LÍDERES CRISTIANOS:

Escuela Dominical • Jóvenes & Adolescentes • Grupos Pequeños • Matrimonio & Romance • Consejería • Familia & Educación • Administración & Finanzas

Desarrollo Personal | Desarrollo Pastoral | Desarrollo Eclesial

$type=slider$show=home$count=20$rm=0$cate=0$mt=1$au=0$cm=0$d=0$sn=0

$show=home

"Muchas gracias y realmente desde hace varios años vengo utilizando artículos de su revista y han sido de gran bendición para mi vida y mi iglesia. Que Dios les siga usando" 

- Pastor Carlos Benavides 

$show=home

"BENDICIONES!!! Quiero resaltar el trabajo que ustedes han venido realizando a través de esta revista, han sido una bendición para mi vida, el ministerio y la congregación que pastoreo." 

- Pastor Jose Eduardo Sanchez. 

$show=home

"Gracias por estos insumos espiritules. Sin duda se trata de una gran contribución a la formación teológica de la iglesia evangélica de América Latina. Bendiciones!" 

- Daniel Johnson Benoit. 

$show=home


$hide=home

Cuando los hijos ya no escuchan

Confiando en la intervención de Dios en la vida de nuestros hijos

Nuestros hijos a veces pareciera que probaran hasta dónde llega nuestra paciencia, y generalmente en nombre de la tolerancia nosotros mismos corremos los límites que habíamos establecido. Esto genera confusión en sus corazones, ya que ante un mismo comportamiento reaccionamos de maneras diferentes. Cuando se han sobrepasado los límites, y si no queremos que la situación empeore, debemos comenzar a aplicar las consecuencias, conforme a la edad, quitándoles privilegios.

Quitarles privilegios

Algunos padres confunden la provisión de «obligaciones» con «privilegios». Voy a dar unos ejemplos. No podemos enviarles a la cama sin cenar cuando fallan, o sacarlos de la escuela si no son esmerados. Estas son obligaciones nuestras para con ellos como padres y no son negociables... Pero el uso del celular, Internet, horas de TV, etc., estos sí son privilegios.

Escuché en un mensaje de Craig Hill de un padre que cierto día discutió con su hijo adolescente, y este se encerró en su cuarto con llave. Cuando su papá intentó hablar con él, puso la música a volumen muy elevado. ¡Muchos habríamos derribado la puerta!

Pero este padre, esperó al otro día. Cuando llegó la mañana, el hijo bajó ya de salida, el padre lo saludó como si nada hubiera ocurrido, lo despidió y lo bendijo. Ya de tardecita, cuando el hijo volvió, apenas saludó al entrar y subió a su cuarto... Un grito se escuchó y luego los pasos del joven bajando a toda prisa por las escaleras y diciendo: «¡Papá! ¡Papá! ¡Qué le pasó a mi cuarto!»

Su padre había quitado la puerta de la habitación. Ante el reclamo, le respondió: «Hijo, yo te amo. Lo que hiciste ayer fue incorrecto y te enojaste por llamarte la atención. Cuando quise calmarte, te encerraste y subiste la música... Esa puerta era un privilegio, y usaste un privilegio para no resolver las cosas. Por esta razón has perdido el privilegio. La habitación sigue siendo tuya, y cuando valores ese beneficio y reconozcas tu actitud, entonces tendrás otra vez el privilegio de tener una puerta con llave en tu cuarto. Te amo». ¿Cuántos saben que a la mañana siguiente este hijo volvió arrepentido y con actitud correcta nuevamente a su padre?

Cuando los recursos se agotan

La gran pregunta de hoy es: ¿Qué hacemos cuando los límites fueron rotos y las consecuencias ya no producen cambios? ¿Qué haremos ahora si ya hemos agotado nuestros recursos? Si leemos el conocido pasaje de Lucas 15.11-24, vamos a ver (si bien no está explícitamente escrito allí):
  • Un hijo probablemente disgustado con su padre, o por lo menos con los códigos y reglas del hogar.
  • Un padre que intentó por todos los medios hacer ver a su hijo que no era una buena decisión, e intentó persuadirlo para que cambiara su impulsiva determinación.
  • Un hijo con el corazón cerrado a los consejos de su padre, quizás en rebelión.
  • Un hijo movido por los «privilegios» (Lc 15.12 NTV dice: «Quiero mi parte...»).
  • Un hijo que se fue lo más lejos posible del contacto con su padre (v. 13).
  • Un padre entristecido por la actitud del hijo y con un fuerte sentimiento de pérdida, consciente de las probables consecuencias.

Esperar en la intervención divina

Creo que en este punto al padre solo le quedaba orar, confiar... y esperar. Orar por la intervención divina, confiar en Dios y Su fidelidad (Heb 11.1), y esperar, soñando con la esperanza de que un día su amado hijo reflexionará y volverá arrepentido.
  • A partir del versículo 17 podemos notar cómo el muchacho «vuelve en sí» (otras versiones dicen: «entró en razón»),
  • Reconoció que su actitud fue un pecado y deshonra contra su padre (Pr 4), y...
  • Finalmente su padre lo recibe con inmensa alegría, su error es borrado, y su condición absoluta de hijo es restaurada.
Consideremos la actitud de un padre cuya confianza está en la intervención de Dios para resolver lo que en lo natural es imposible, ya que solo Él inclina los corazones. Su Espíritu convence, transforma y restaura. Siempre seremos padres y ellos nuestros hijos.

COMENTARIOS

BLOGGER: 1
  1. Los felicito por hacer una revista cristiana tan interesante y excelente , por los temas que trata. Gracias.

    ResponderEliminar

Nombre

A-DESTAQUE,2,A-DESTAQUE-COLUMNA,24,A-PORTAL-SUBS,8,Actualidad,160,Administración y Finanzas,36,Agenda Evangelica,5,ALTO-TRAFICO,2,Aplicación móvil,1,Archivo,2,Biblia,11,BIBLIOTECA DE DESCARGAS,20,Blog,203,Bosquejos,49,Colecciones,2,Consejeria,27,Consejería Cristiana,25,Creatividad en la Iglesia,10,Crecimiento de Iglesia,44,Cuidado Pastoral,85,Desarrollo Personal,41,Destaque,1,Dialogo,23,Ediciones 2015,11,Ediciones 2016,11,Ediciones 2017,12,Ediciones 2018,12,Ediciones 2019,8,Ediciones anteriores,55,Editorial,1,Enseñanza,54,Entrevistas audio,3,Escuela Dominical,39,Evangelismo,18,Experiencias,7,Experiencias-de-Lectores,4,falta-arreglar,1,Familia y Educacion,34,Formularios,6,frases cristianas,2,Grupos Pequeños,33,Herramientas,1,Historia Cristiana,31,Inspiracion,35,Jovenes y Adolescentes,40,Lecciones,5,Lectores,3,lectores comentan,3,Liderazgo,55,Literatura,22,Mentoreo,9,Misiones,23,Música,1,Navidad,5,nosotros,7,Organismos Evangélicos,6,Peliculas,18,Peliculas Cristianas,5,Perfil,14,pie de pagina,1,Predicacion,14,Preguntas Biblicas,2,Recursos,17,Recursos Pastorales,28,Romance y Matrimonio,28,Secciones,3,Temas de Portada,55,Testimonios,8,Video Taller,38,
ltr
item
Revista La Fuente: Cuando los hijos ya no escuchan
Cuando los hijos ya no escuchan
https://1.bp.blogspot.com/-5XN5673JjNw/W_AOoSvclVI/AAAAAAAAJMU/OGRLUD56rcwqZbFoild4fnPbUz1vmWjtwCLcBGAs/s640/2-Nov.png
https://1.bp.blogspot.com/-5XN5673JjNw/W_AOoSvclVI/AAAAAAAAJMU/OGRLUD56rcwqZbFoild4fnPbUz1vmWjtwCLcBGAs/s72-c/2-Nov.png
Revista La Fuente
http://www.revistalafuente.com/2018/11/cuando-los-hijos-ya-no-escuchan.html
http://www.revistalafuente.com/
http://www.revistalafuente.com/
http://www.revistalafuente.com/2018/11/cuando-los-hijos-ya-no-escuchan.html
true
4363038206331579885
UTF-8
Loaded All Posts Not found any posts Leer mas Responder Cancel reply Delete Por Inicio PAGES POSTS Ver todo También te recomendamos estos artículos: Sección ARCHIVE SEARCH ALL POSTS Not found any post match with your request INICIO Sunday Monday Tuesday Wednesday Thursday Friday Saturday Sun Mon Tue Wed Thu Fri Sat January February March April May June July August September October November December Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec just now hace 1 minuto $$1$$ minutes ago hace 1 hora $$1$$ hours ago Ayer $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago more than 5 weeks ago Seguidores Seguir THIS PREMIUM CONTENT IS LOCKED STEP 1: Share to a social network STEP 2: Click the link on your social network Copy All Code Select All Code All codes were copied to your clipboard Can not copy the codes / texts, please press [CTRL]+[C] (or CMD+C with Mac) to copy