Internet seguro en el hogar

Hernán y Esther Chica, del Departamento de Matrimonios y Padres de la  Fundación Principios de Vid...

Hernán y Esther Chica, del Departamento de Matrimonios y Padres de la Fundación Principios de Vida, nos brindan una serie de consejos útiles para que, como padres, estemos atentos a lo que entra a nuestros hogares mediante un dispositivo informático.

¿Se puede considerar a Internet un riesgo para la familia hoy en día?
Como cualquier otra herramienta, si es mal usada, abre las puertas a muchas cosas que pueden dañar a la familia.

¿Cómo podemos ejercer algún tipo de control o enterarnos de lo que nuestros hijos ven en internet?
Hay varias medidas simples y prácticas como:
• Tener una buena comunicación con sus hijos.
• La transparencia ante todo. No tener contraseña en nuestras máquinas para que nuestros hijos vean que nosotros no tenemos nada que ocultar en el uso de nuestras computadoras.
• Poner la computadora de la casa en un lugar visible y transitado, por ejemplo, la sala.
• Establecer reglas claras en el horario y lugar del uso de la computadora. La política PUERTAS ABIERTAS EN LA CASA es de vital importancia.
• Revisar el historial de la computadora de nuestros hijos o de la casa y dejar en claro que esto siempre será así, sin amenazas.
• Estar involucrados en la vida de ellos. Saber qué hacen, cuándo, con quiénes salen. • Poner un filtro efectivo que no permita el ingreso de sitios pornográficos en la computadora de la familia, de todos. Empezando por nosotros.
• Tratar de actualizarse con la tecnología, para manejar el mismo lenguaje que nuestros hijos.

¿Qué debería llamarnos la atención de lo que hacen nuestros hijos cuando están conectados?
1. Si nuestros hijos pasan tiempo excesivo en la computadora. Debemos administrar esto y enseñarles a hacer lo mismo.
2. Si notamos en ellos un aislamiento visible (se encierran en la pieza, están a la defensiva. Si cuando te acercas cierran rápido su computadora o están tensos)
3. El rendimiento escolar empieza a bajar. Comienzan a tornarse antisociales, irritables y se alejan la compañía familiar.

¿Hasta qué punto los padres pueden dar libertad de navegación a sus hijos?
Siempre es prudente estar atentos. Nuestra ayuda y supervisión será un ancla, un freno para que ellos se mantengan firmes. Es lo que algunos padres llaman libertad con responsabilidad.

¿Cómo reaccionar como padres cuando comprobamos que nuestros hijos están “mal utilizando” Internet (paginas violentas, pornografía) o sufriendo acoso?
Hablando con ellos. Teniendo empatía pero advirtiéndoles de los terribles resultados. Si eso continúa, debe ser tratado como una posible adicción. Debemos ser conscientes que si alguien incurre en esto, posiblemente necesitará ayuda para salir.

Si nuestros hijos vieron la pornografía en Internet cualquier forma de violencia audiovisual, esto dejará huellas. NO se borran de la mente de la noche a la mañana. Juzgar y condenar a nuestros hijos por hallarlos “in Fraganti” no es la solución. Escandalizarnos y amar una escena tampoco.

Ante un hecho comprobado de acoso virtual, es necesario intervenir y buscar ayuda profesional. Ellos necesitarán amor incondicional para superar este problema.

Una opción útil es recurrir a organizaciones especializadas en brindar asesoría y apoyo, como por ejemplo: www.fundacionprincipiosdevida.org

Para continuar equipando su ministerio descargue la aplicación de La Fuente y suscríbase

    

Related

Familia y Educacion 248183474875296121

Publicar un comentario en la entrada Default Comments

emo-but-icon

item