David Brainerd (1718- 1747)

- Inspirador misionero... - Servía con amor a los demás... - Apasionado por la santidad. Formaba p...

- Inspirador misionero... - Servía con amor a los demás... - Apasionado por la santidad. Formaba parte de su vida el texto: «...aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos» (Efesios 5:16).

Nació el 20 de abril en Haddam, Connecticut, Estados Unidos. Era hijo de un legislador, su padre falleció cuando David apenas tenía 9 años. El era un puritano y su madre también era piadosa y murió cuando David tenía 14 años.

De familia tenían una propensión a deprimirse, e incluso los hijos morían a temprana edad. Después que su madre haya fallecido tuvo que ir a vivir con su hermana, heredó una granja donde trabajó un año, aunque anhelaba una educación espléndida. Brainerd acostumbraba a escribir, entre sus escritos se encuentra: "Aunque yo había estado tan deprimido respecto a mis esperanzas de ser útil en el futuro, me sentí ahora muy animado. Recibí ayuda [de Dios] para interceder por las almas pobres, y por una gracia especial para mí mismo, para hacerme capáz de servicios especiales."

Entonces comenzó a prepararse para estudiar en la Universidad de Yale. A los 20 años, en 1738, se entregó a Dios para servirle, pero todavía no era transformado. Durante ese tiempo leyó la Biblia solo dos veces y se dio cuenta de que su religión era legalista. A los 21 años obtuvo un nuevo nacimiento, y 2 meses más tarde fue a la universidad para prepararse, en su primer año le costó, porque habían estudios difíciles, hasta se enfermo de sarampión y por eso tuvo que quedarse en casa para guardar reposo ya que estaba muy afectado.

Luego al volver a Yale (1740), hubo un cambio radical en lo que se refiere a lo espiritual porque Gerge Whitefield estuvo ahí, eso ocasionó que muchos estudiantes se fortalecieran en su fe, pero nacieron tensiones entre los estudiantes y la fría facultad. Y en 1741 cuando unos predicadores de avivamiento les visitó, los dejó aun más insatisfechos.

En 1742 Brainerd fue destituido del cargo que ocupaba y recién después de lo acontecido él había pensado ser un misionero de los indios. Una nueva ley se decretó, de que ningún ministro podía desenvolverse en Connecticut si no era graduado de Harvard, Yale o una Universidad Europea, y eso le hizo sentir destituido de su llamado. Desde el punto de vista de Brainerd su vida se partió en pedazos, pero Dios sabía que era lo mejor, y él logró aceptar. Si no hubiese influenciado tanto el movimiento misionero no hubiera tenido lugar. Ese mismo año un grupo de ministros del Gran Avivamiento certificó su examen y lo delegó que vaya como misionero a los indios.

En abril de 1743 llegó, predicó por un año con un traductor y mientras tanto trataba de aprender el idioma. Durante este tiempo sufrió mucha soledad. Entendió que las comodidades no deberían de ser prioridad a la hora de servir a Dios, sino le confortaba saber que servía con amor a los demás. Con el tiempo enseñó en una escuela a niños y logró traducir algunos Salmos.

En mayo de 1746 la sociedad cristiana se mudo de un lugar a otro. Sin embargo, continuó con ellos hasta que se enfermó y eso lo obstruyó ministrar. No solo sufría dolores físicos sino también tendía a entrar en depresión. Por más que Brainerd tuvo mucho sufrimiento y mucha enfermedad siempre se mantuvo firme y fuerte en su fe, le apasionaba terminar su carrera y extender el reino de Dios y así honrar a su Maestro.

En marzo de 1747 pudo visitar por última vez a sus amigos indios, y en mayo los doctores le detectaron una enfermedad incurable, y que ya no viviría mucho tiempo. Y así la enfermedad de Tuberculosis lo llevó a la muerte el 9 de octubre de 1747 cuando tenía 29 años.

Brainerd obtuvo mucho éxito porque él demostró mucho amor, y era apasionado por la santidad.

Fuentes
- http://www.hermanosunidosencristo.org 
- http://vozcomotrompeta.wordpress.com 
- http://www.altisimo.net

Related

Historia Cristiana 9150901143683163324

Publicar un comentario en la entrada Default Comments

emo-but-icon

item